Ahora saldrán a controlar el bosque de la tragedia

Apurarán las inspecciones en el Parque Nacional Lanín, donde murieron dos nenes.

Tras la conmovedora muerte de dos niños en San Martín de los Andes, Parques Nacionales analizará el estado de los árboles de las zonas de Catritre y Lolen, adelantará las tareas anuales de inspección de áreas públicas y avanzará con un sumario interno para determinar responsabilidades por la tragedia.

Así lo informó ayer la intendenta del Parque Nacional Lanín, María Cristina Armatta, acompañada por dos altos funcionarios de la Administración de Parques Nacionales: Gustavo Levati, director de Interior, y Luciana Mazzoni, directora de Asuntos Jurídicos.

Armatta explicó que "se va a hacer un relevamiento en los árboles de la zona para que sean individualizados aquellos que puedan encontrarse en estado de riesgo e indicar su posterior señalamiento y apeo", y que se prestará especial atención "en aquellas áreas de mayor presencia de público".

Definió la zona como "un bosque sobremaduro, con árboles viejos y otros con raíces poco profundas" y "eso hace que las posibilidades de que un árbol caiga es un hecho fáctico".

Levati dijo que el sector del siniestro estaba bajo cuidado de un guardaparque de apoyo porque "es imposible tener guardaparques de carrera para todos los parques nacionales; la demanda ha crecido mucho en los últimos años".

El jefe de los fiscales, Fernando Rubio, adelantó que "podría haber más imputaciones" en la investigación que intenta determinar las responsabilidades por la caída del árbol que mató a los dos nenes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído