Alberto Fernández ante el Congreso habló de la deuda, la justicia y políticas de estado

El presidente inauguró el 138° período de sesiones legislativas y dio un encendido discurso en el que, además de anunciar la ley para despenalizar el aborto, se refirió a las situación económica y social.

El presidente Alberto Fernández inauguró el 138° período de sesiones legislativas del Congreso de la Nación con un encendido discurso que duró casi 90 minutos en los que repasó los primeros 81 días de gestión, anunció proyectos e hizo un repasó de la actualidad nacional.

Entre los ejes principales, el mandatario expuso la crítica situación económica y social que atraviesa la Argentina, por lo que pidió el esfuerzo de todos para poder salir adelante y reiteró la necesidad ayudar primero a los más afectados para luego llegar a todos.

Te puede interesar...

El momento más álgido del discurso y que despertó los aplausos más intensos de los presentes en el Congreso fue cuando anuncio el envío de un proyecto de ley para la legalización del aborto, que será remitido a las cámaras dentro de los próximos 10 días.

Fernández inició su exposición haciendo referencia a la necesidad de recuperar el valor de la palabra. "Parte de nuestra política se ha valido de la ella para ocultar la verdad o tergiversarla. Muchos creyeron que el discurso es una herramienta idónea para instalar en el imaginario público una realidad que no existe. Nunca midieron el daño que con la mentira le causaban al sistema democrático", dijo.

"Gobernar no es mentir ni es ocultarle la verdad al pueblo. Gobernar es admitir la realidad y transmitirla tal cual es para poder transformarla en favor de una sociedad que se desarrolle en condiciones de mayor igualdad", enfatizó el presidente ante el Congreso.

"Vengo a contarles, según lo entiendo, en que lugar estamos parados como sociedad. Cuáles son los riesgos que nos acechan y cuáles las fortalezas a las que podemos recurrir para poder avanzar. Y también vengo a proponerles iniciar una marcha que nos permita salir de la postración y ponernos en rumbo del crecimiento con justicia social. Hemos encontrado una situación extremadamente delicada. Recibimos un país dañado en su tejido social y productivo y con su alma herida por divisiones profundas", añadió.

En ese sentido, recordó el 53,8% de inflación de 2019, el nivel récord de deuda con vencimientos de capital representan 48.968 millones de dólares y un adicional de 14.838 millones de dólares en concepto de intereses durante 2020. "La contundencia de los datos que acabo de reseñar, nos obliga a desarrollar una sincera visión de conjunto", dijo.

"Frente a esta situación dramática de destrucción, hemos elegido a la solidaridad como viga maestra de la reconstrucción nacional. Al mismo tiempo, estamos dejando atrás una política económica centrada en la especulación para volver a poner el foco en el trabajo y la producción", manifestó Fernández.

Luego, el presidente repasó las medidas tomadas en los primeros 81 días de gobierno que apuntan en detener la caída de argentinos en la pobreza, tranquilizar la economía, recuperar el trabajo y recomponer los ingresos de quienes menos tienen, mientras se negocia el pago de la deuda.

"Por eso, deseo expresar a este Congreso mi reconocimiento por la oportuna sanción de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva. Ha sido el punto de arranque muy necesario para tomar medidas urgentes en estos primeros días de gobierno, que estuvieron destinadas a recomponer la capacidad de consumo de los sectores más desprotegidos", manifestó.

"Este es el rumbo que hemos emprendido desde el 10 de diciembre. No venimos con planillas de cálculo en las que los números cierran en teoría, dejando afuera a muchos sectores de nuestro pueblo. Estamos haciendo una Argentina inclusiva en la que el primer esfuerzo sea levantar a los caídos", agregó Fernández.

En ese pasaje del discurso aprovechó para agradecer al Papa Francisco por el apoyo en la tarea de renegociación de la deuda y por volver a enfatizar su llamamiento a construir una una economía con alma. "El propio Fondo Monetario Internacional ha señalado que la deuda argentina no es sostenible. De ese modo, nos ha dado la razón en lo que hemos venido planteando con persistencia durante todo este tiempo", añadió.

-> La productividad

En otro momento de sus exposición, el presidente habló del futuro productivo del país y remarcó: "Argentina tiene que reconstruir su sistema productivo para evitar las crisis macroeconómicas que provienen del sector externo. La política industrial del siglo XXI va a tener como ejes a las universidades y centros tecnológicos calificados. La política productiva debe tener una fuerte orientación a impulsar las exportaciones. Tenemos que salir del extractivismo y generar una industrialización de base nacional, PyME y tecnológica, que permita desarrollar una cadena de proveedores en torno a los recursos naturales y otras actividades".

En ese sentido, dijo que hay que insertar a la Argentina en la agenda 4.0, en donde el mundo avanza a una velocidad enorme, con leyes para el desarrolló de la industria de los hidrocarburos y minera a partir de un entramado productivo tecnológico y diversificado en todas las provincias argentinas.

"Tengo el orgullo de haber convocado al gobierno a numerosos científicos y científicas de Argentina. Somos un gobierno con científicos, no con CEOS. Un gobierno con la convicción de que el conocimiento es clave para las políticas públicas y para el desarrollo", dijo.

"Lograr construir esa nueva economía es una tarea colectiva y cooperativa. No hay un Presidente salvador que pueda aplicar recetas personalistas o fórmulas caprichosas. Queremos promover la Cultura del Encuentro Productivo de toda la Argentina", anunció Fernández y dijo que enviará un proyecto para la creación del Consejo Económico y Social para el Desarrollo Argentino.

"Soy consciente de que esta iniciativa supone una autolimitación a mis facultades administrativas. Se muy bien que implica estar dispuesto a abrir cauces de participación novedosos en nuestro sistema democrático", agregó y explicó que el Concejo estará integrado por autoridades propuestas por el Poder Ejecutivo que cuenten con el acuerdo del Senado Nacional y cuyos mandatos trascenderán la duración de un período de gobierno.

"Queremos que sea el motor no sólo de políticas de Estado, sino de políticas de la sociedad. Los sectores del trabajo, de la empresa, de los movimientos sociales y de la comunidad científica y tecnológica también serán convocado", sostuvo.

alberto-fernandez-congreso-2.jpg
Alberto Fernández en el Congreso ante la asamblea legislativa.

Alberto Fernández en el Congreso ante la asamblea legislativa.

-> Reforma judicial

Otro de los ejes centrales del discurso de Fernández fueron los cambios en la justicia. "Debemos construir consensos para un nuevo diseño del Sistema de Inteligencia Nacional. Dictaré un Decreto de Necesidad y Urgencia que modifique la Ley de Inteligencia impidiendo a los organismos de inteligencia realizar tareas represivas, poseer facultades compulsivas, cumplir funciones policiales o desarrollar tareas de investigación criminal como auxiliares de la Justicia. No habrá excepción alguna que quiebre esa resolución", comenzó el mandatario.

Luego anunció que pedirá la desclasificación de los testimonios secretos en la causa AMIA y la reforma de la justicia federal, que evite el cajoneo o la activación de expedientes en función de los tiempos políticos, que impida la construcción de falsas causas, que acabe con la arbitrariedad en materia de detenciones y que impida para siempre que la discrecionalidad judicial reemplace a las normas del derecho.

En ese sentido, anunció que se creará un nuevo Fuero Federal Penal, que unificará a fueros penales que hoy tienen jurisdicción en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. "Los problemas de la Argentina no se resuelven con menos justicia sino con una mejor justicia", añadió.

Por otro lado, Fernández dijo que buscará fortalecer el Ministerio Público Fiscal y la aplicación rápida del código acusatorio, con la creación de nuevos cargos auxiliares fiscales y asistentes. Además, reveló que decidió la conformación de un Consejo para Afianzar la Administración de Justicia en la República Argentina.

"Estará integrado por las más prestigiosas personalidades del mundo académico y judicial, y será un cuerpo consultivo del Poder Ejecutivo para el impulso de otras transformaciones de fondo en nuestro Poder Judicial", explicó y agregó que se debe optimizar el funcionamiento de la Corte Suprema de Justicia.

Luego de casi 90 minutos, Fernández reiteró la creación de las capitales alternativas, la importancia de la lucha contra el narcotráfico y la necesidad del esfuerzo de todos para volver a tener una Argentina productiva con crecimiento que no vuelva a caer nunca más en una crisis de sobreendeudamiento.

Embed

LEÉ MÁS

Alberto Fernández anunció que enviará un proyecto para legalizar el aborto

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído