Apareció una peligrosa víbora de cascabel en el patio de una casa en Centenario

Ocurrió el lunes en un loteo ubicado en la zona rural.

Una vecina de la zona rural de Centenario encontró una víbora de cascabel en la huerta ubicada en el fondo de su casa. Su marido mató a la serpiente a palazos y decidieron publicar una foto en las redes para reclamar que el Municipio limpie ese sector.

María Laura Lalli explicó a LMNeuquén que el lunes por la tarde, mientras su familia descansaba en casa en pleno feriado, decidió ir a su huerta para sacar algunas frutas.

"Yo estaba con mi marido, que en ese momento estaba cortando el pasto en el frente de la casa y con mis hijos, que son dos varones de 2 años y medio y 8 años. En ese momento levanté un nylon que estaba sobre unas frutillas y desde allí saltó la serpiente hacia unos arbustos", explicó la mujer.

"Yo me asusté y llamé a mi marido, que enseguida vino, agarró un palo y le dio dos o tres palazos para matarla. Entonces cuando se aseguró de que no se moviera la sacó de los arbustos y la volvió a poner arriba del nylon. Fue ahí cuando nos dimos cuenta de que tenía el cascabel en la cola", relató.

La víbora tenía unos 70 centímetros de largo y unos 3 o 4 centímetros de ancho. María Laura explicó que el animal "brillaba mucho y tenía colores verdes que no se condicen con las serpientes que suelen haber acá en la región".

Fue así como acudieron a una especialista en el tema, la veterinaria Miriam Berensztein, quien les confirmó que se trata de una víbora de cascabel venenosa de unos 5 años de vida.

María Laura y su marido decidieron sacarle una foto a la víbora y publicarla en Facebook. Después la tiraron al canal de riego para evitar que sus hijos se asusten con la imagen del animal.

"No sería lógico buscar víboras, lo ideal sería matar las ratas que pueden ser su alimento"

Miriam Berensztein, que trabaja en la veterinaria Picunches de Centenario, es una de las especialistas que más sabe sobre reptiles venenosos en nuestra región. Realizó una especialización en herpetología en el Zoológico de Buenos Aires y trabajó durante un año en el Intituto Malbrán de Buenos Aires, en donde elaboró sueros antiofídicos de serpientes venenosas de distintos puntos del país.

"Esta víbora de cascabel seguramente viajó a través de un medio de transporte, probablemente un camión, desde el Litoral o desde Córdoba, que son sus hábitats naturales", explicó Berensztein. "Buscan el calor del motor porque son animales de sangre fría y después terminan en lugares remotos como en la Patagonia, adentro de ambalajes o en cajas de frutas", agregó.

La particularidad de las víboras de cascabel es que no necesitan de un macho para procrearse porque cuentan con una "espermoteca" que les permite tener crías cuando las condiciones del tiempo lo permiten. "Reciben un servicio del macho que les puede durar varios años. Crían sus huevos en su interior y después directamente deciden hacer eclosionar esos huevos y tienen a sus crías en un acto que parece ser un parto, pero no lo es", explicó la especialista.

A simple vista es imposible determinar sin son hembras o machos, y menos con una foto. "Los machos tienen dos penes que se encuentran ocultos, así que la mejor manera de saber de qué genero son es teniendo el animal con nosotros, que en este caso es algo imposible", aseguró la veterinaria.

Sobre qué se recomienda hacer en este caso, Berensztein afirmó que no hay que salir a buscar huevos de víboras ni nidos de serpiente. También dijo que "es improbable" que una hembra con el huevo en su interior decida tenerla en estas condiciones climáticas porque "no tenemos suficiente calor para el nacimiento de este tipo de reptiles".

"Las víboras comen ratas. Yo no saldría a buscar cascabeles ni nidos ni víboras. Yo saldría a matar las ratas y sacar la basura o limpiar los lugares en los que puedan proliferar las ratas", afirmó.

Pedido de limpieza

María Laura se mostró preocupada por la situación y aunque entendió que no hay chances de que la especie prolifere en esta región de la Patagonia, cree que es necesario que el Municipio se haga cargo de la limpieza del sector en la zona rural ubicada a la altura del ex peaje entre Neuquén y Centenario.

"Nosotros vivimos en este loteo que todavía no está aprobado por el Municipio, entonces ellos no se ocupan de regularizarlo. El consorcio de riego no limpia el canal porque acá no hay zona en producción, así que lo que pedimos es que alguien se haga cargo y podamos vivir sin tanta basura", señaló la vecina, que ayer presentó un pedido para que las autoridades comunales realicen la limpieza del curso de agua.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído