Aser recibe aportes para funcionar

El centro de rehabilitación que funciona en Alta Barda consigue alivio para seguir atendiendo a personas con adicción.

Neuquén
El funcionamiento del centro terapéutico Aser en el barrio Alta Barda encontró algo de alivio ayer, luego de que el Concejo Deliberante estableciera un aporte de unos 28.000 pesos (hasta el momento es de 13.000) con el que podrán contar todos los meses. Además, se establece una actualización del 25% anual.

Al menos hasta ayer, la continuidad del centro terapéutico había entrado en una zona de riesgo, precisamente por la imposibilidad de asumir los gastos de funcionamiento.

El concejal del MPN, Osvaldo Llancafilo, sostuvo que el aporte, que necesita ser convalidado en una sesión del Concejo, es un "acto de justicia social" por el trabajo de contención que realiza la institución con personas que padecen adicciones.

Aser es un centro de características únicas en la provincia, dado que nació hace 22 años como un centro cristiano de rehabilitación para quienes consumen drogas, que recibe tanto a varones como a mujeres de 14 años en adelante.

"De no recibir ayuda, estamos en peligro de cerrar al menos las internaciones o despedir personal, que sería una lástima perder gente tan idónea e irreemplazable. No hemos podido recaudar suficientes fondos para continuar con la tarea, no tenemos cintura comercial y no es el fin con el que nació esta institución", sostuvo el director de Aser, Milton Hidalgo.

Dijo que desde el Ministerio de Desarrollo Social se comprometieron a brindarle algún salvavidas económico, pero que no se había podido concretar por una traba administrativa de la institución.

Si bien ahora se vislumbra una ayuda económica, el peligro subsiste porque sin dinero resulta difícil mantener los sueldos del personal, integrado por un médico, un psicólogo, los seguros y servicios que hacen al funcionamiento del centro de contención. "No podemos cubrirlo con las personas que vienen a hacer el tratamiento porque la mayoría no tiene medios, son muy humildes y tampoco cuentan con una obra social que les dé cobertura", explicó.

A raíz de esta situación, suspendieron los tratamientos de fin de semana a los que acudían, sobre todo, la gente del interior de la provincia que no puede acercarse durante la semana.

Por este motivo, el aporte que desde el Deliberante comienza a prosperar aparece como una posibilidad de sostener el tratamiento de los jóvenes que asisten a la institución.

Opciones
La Provincia y los convenios

Desde la Subsecretaría de Salud indicaron que tienen convenios con otros prestadores para contener a personas con adicciones. Se trata de centros similares a Aser, clínicas privadas o comunidades terapéuticas de la capital neuquina, del interior e incluso de General Roca y Cipolletti, para dar respuesta a la demanda de pacientes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído