Asesinó a golpes a la hija sordomuda de su pareja

Zamira, de 5 años, llegó muerta al hospital con hemorragias internas.

Buenos aires. Zamira Domínguez tenía cinco años y era sordomuda. Con señas, como pudo, expresó varias veces lo que le estaba pasando, intentó hacérselo saber a los adultos que la rodeaban. Nadie hizo nada para salvarla. El viernes, Zamira llegó muerta al Hospital Santamarina de Monte Grande, partido bonaerense de Esteban Echeverría, con hemorragias internas en el hígado y los riñones de acuerdo a un informe posterior. Su mamá, Brenda, de 21 años, contó que cuando fue a verla al sillón donde dormía notó que había vomitado varias veces, que le salía espuma por la boca y la lengua “se le había dado vuelta”. Esa misma tarde, la niña había quedado al cuidado de la pareja de su madre, de 19 años, llamado Brandon Damián González. Brenda había dicho que su hija “se había caído”, sin dar demasiadas explicaciones, y la Justicia salió a buscar un responsable: Brandon fue detenido un día después de la llegada del cadáver al hospital acusado de golpear a la hija discapacitada de su pareja hasta causarle la muerte.

Brandon y Brenda eran del mismo barrio, vivían a pocas cuadras de diferencia y habían comenzado su relación hacía al menos seis meses, luego de que el padre biológico de Zamira, quien tiene una hermana melliza, falleciera. Los testimonios en la causa, por el momento, no favorecen al joven: González fue señalado por todos los familiares que declararon hasta ahora y aseguraron que ya había tenido problemas con la ley cuando era menor de edad.

Señas: la nena expresó lo que le sucedía a través de señas. Nadie hizo lo suficiente para ayudarla.

La hermana melliza de la nena difunta quedó al cuidado de una tía paterna, quien aseguró que ambas eran golpeadas por González y ellas se lo hicieron saber durante visitas los fines de semana. Incluso, la mujer mostró fotos que tenía en su celular como prueba de la violencia. Sin embargo, la tía nunca presentó una denuncia formal contra Brandon y tampoco hubo una denuncia desde la Escuela Especial 501 de La Unión adonde asistía Zamira, en Ezeiza, cuya directora venía advirtiendo -según la tía paterna- que la alumna “llegaba golpeada, mal alimentada y sucia”. Brenda podría ser una víctima más de Brandon, pero hasta el momento tampoco lo denunció y, en su declaración, intentó encubrirlo.

“Me dijo que murió Zamira y no paró de llorar. Con él lloramos todos, aunque no conocíamos a la nena. Nos contó que se había descompuesto y nos juró que no había hecho nada”. Claudia. Madre de Brandon González

Acosó a una nena en el colectivo

Un hombre de 31 años, identificado como Marcelo Barco, fue detenido luego de haber acosado a una nena.

El degenerado viajaba en el colectivo 501, por la zona bonaerense de Monte Grande, cuando en algún momento del trayecto le habría mostrado su pene a una chica de 12 años, quien también estaba en el colectivo. Algunas personas advirtieron esa acción y empezaron a insultarlo y filmarlo, por lo que Barco intentó salir por la ventanilla, pero al menos tres pasajeros lo agarraron de las piernas y el torso para retenerlo.

El video ya se viralizó en redes y se muestra a dos chicas acosadas, pese a que en la causa judicial, por el momento, sólo figura una. La joven tendrá hoy una entrevista con psicólogos en cámara Gesell, mientras que la fiscal ya pidió al juzgado que confirme la detención. Lo hizo para asegurarse de que siga preso. Barco enfrenta una causa por exhibición agravada por tratarse de una menor de edad, un delito castigado con seis meses a cuatro años de prisión.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído