El clima en Neuquén

icon
18° Temp
74% Hum
La Mañana Pehuén de Oro

Basiloff: "La discapacidad no es un límite para mí"

Lo dijo Iñaki, Pehuén de Oro al mejor deportista del año que se ilusiona con los Paralímpicos de Tokio.

Ricardo Galasso - galassor@lmneuquen.com.ar

El nadador Iñaki Basiloff cerró un año soñado, con múltiples logros a nivel internacional que fueron reconocidos el jueves por la noche en el Espacio Duam con el premio Pehuén de Oro que entregan periodistas neuquinos al mejor del año.

Te puede interesar...

Iñaki empezó a nadar cuando tenía 8 años por una necesidad de hacer rehabilitación tras sufrir una lesión medular (mielitis transversa) a los 2 años, condición que lo obliga a caminar sosteniéndose en bastones canadienses. Cuando descubrió que además era un camino de superación, no lo dudó y se lanzó con más ganas a la pileta.

Este año brilló en los Juegos Parapanamericanos de Lima, Perú, que son las competencias para deportistas con discapacidad, donde cosechó siete medallas (una de oro y seis de plata), y también en el Mundial de natación paralímpica en Londres, donde también subió al podio, esta vez para colgarse el bronce.

Por eso, cuando el locutor anunció su nombre, la noticia no lo sorprendió, aunque era consciente de que competía con otros grandes candidatos. “Sabía que tenía oportunidades, pero también que había muchos deportistas de la provincia con las mismas oportunidades que yo”, señaló.

Iñaki, que también compitió en los Juegos Parapanamericanos de Toronto, hace un esfuerzo para poder mantenerse en una disciplina rigurosa en donde tiempo y marca son dos enemigos constantes. Entrena varias veces a la semana en el club Cipolletti, que le abrió las puertas para poder progresar día a día, y a nivel nacional representa al club River Plate cuando no compite para la selección nacional.

Brilló en los Juegos Parapanamericanos de Lima y en el Mundial de Londres.

Gran temporada

Este año, además, Iñaki fue campeón de los 4° Juegos Argentinos de Playa de Puerto Madryn y los Para-Araucanía con la selección neuquina, y también se colgó la medalla de oro en el Open Caixa de San Pablo (Brasil), consiguiendo el récord americano de los 400 metros. Luego, en Lima, ganó el oro en los 400 metros libres y sumó seis preseas de plata (100 y 50 libres, 4×100 combinados, 50 mariposa, 200 combinados y 4×100 relevo libre), siempre en la categoría S7, en la que compite.

“Este fue mi mejor año, y espero seguir mejorando”, se esperanzó.

Uno de los momentos más emocionantes los vivió cuando obtuvo el oro en el Panamericano. “Estar ahí arriba en el podio y escuchar el himno fue muy lindo”, recordó.

Adelantó que para el próximo año lo esperan una etapa de la world league en Italia en Lignano Sabbiadoro (provincia de Udine) y tal vez el campeonato europeo abierto antes de los Juegos Paralímpicos de Tokio, “el sueño de cualquier deportista”.

“La discapacidad no es un límite para mí, sino mas bien un obstáculo”, dijo el orgulloso ganador de la 20ª entrega de la estatuilla. Un obstáculo que él, con su esfuerzo y empeño, intenta superar cada día.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario