Boca aplicó otra vez el código penal y va a semis

Eliminó a un duro Vélez y jugará con Argentinos. Zárate, picante.

Buenos Aires. Por penales, Boca logró sacarse de encima a los jóvenes de Vélez, empatando también la revancha sin goles como sucedió el fin de semana en Liniers. Desde los doce pasos, el local no se equivocó nunca y Braian Cufré desvió el suyo, que fue el segundo de la serie.

Gran primer tiempo entregaron los equipos. El local, con la fuerza de sus delanteros y el empuje de Nahitan Nández cuando el trámite no le fue tan favorable. La visita, abriendo la cancha y buscando explotar las bandas que liberaban Julio Buffarini y Emanuel Mas, en ese intento de Gustavo Alfaro por jugar con tres centrales definidos: Lisando López, Junior Alonso, más Carlos Izquierdoz como líbero.

Te puede interesar...

Cinco minutos tardó Boca en despertar el primer “¡uhhh!”. Sebastián Villa, a fondo por la izquierda, se puso mano a mano con Lucas Hoyos, pero perdió ante el pie del 1.

Vélez respondió a los 18 por la derecha, con Lucas Robertone que se fue quedando sin ángulo. Cuando pisó el área, fusiló a un atento Esteban Andrada en el primer palo.

Mauro Zárate, de los más mirados en la noche, estrelló un tiro libre en el travesaño a los 25 y cinco más tarde, de nuevo la velocidad de Villa, ahora por el centro, lo puso de frente al 1 que otra vez le volvió a ganar.

La polémica le puso más picante a una gran noche de fútbol. El agarrón de Mas a Joaquín Laso en un tiro libre que cayó a modo de centro en el área boquense.

Embed

180 minutos sin goles entregaron Vélez y Boca. Necesitaron de los penales para eliminarse.

Todo de Vélez

El complemento fue todo del conjunto de Liniers, pelota, espacios y situaciones de gol. El ingreso de Thiago Almada encima le dio gambeta.

El joven de 18 años regaló un doble enganche a lo Ariel Ortega a los 28, que no fue gol por la presencia del inexpugnable Andrada.

A los 36 se fue expulsado Izquierdoz por una dura infracción sobre Agustín Bouzat, que presionó en la salida ante el mal pase de Darío Benedetto, que no fue solución desde el banco. De tiro libre ejecutó Gastón Giménez y obligo a otra gran intervención del 1 de la Selección y de Boca.

Así se condujo la definición hacia los disparos desde el punto penal, que nuevamente le dieron una alegría a Boca.

Embed

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído