Boca encaminó el pase a semis con una goleada en la altura ante Liga

Con dos tantos de Wanchope Ábila y otro de Bebele Reynoso, el conjunto xeneize se impuso 3-0 en Quito y allanó su clasificación. La vuelta por los cuartos de final será el próximo miércoles en La Bombonera, a las 19.15. ¿Se viene un nuevo duelo ante River?

Embed

En una brillante actuación colectiva, Boca goleó a Liga en la altura de Quito por 3 a 0 y prácticamente sentenció la serie de cuartos de final que aún espera la revancha del miércoles en La Bombonera.

Tanto se habló de los 2800 metros sobre el nivel del mar en la ciudad ecuatoriana que habrá que pedirle la fórmula a Gustavo Alfaro para imponerse allí o entender de una vez que la diferencia de los gigantes argentinos es cada vez más notoria, ya no solo dentro de las fronteras, sino en casi todo el continente.

Te puede interesar...

Hoy, solo los brasileños o el propio Superclásico parecen ser una amenaza para el Xeneize, que ayer lo abrió en una contra, tras un gran pase de Alexis Mac Allister por el centro hacia Ramón Ábila, que a pura potencia eludió a Adrián Gabbarini y tocó la pelota al gol a los 12 minutos.

Fue un mazazo para el dueño de casa, que nunca tuvo respuestas para sobreponerse ante un rival enormemente superior en todos los sectores.

La única mancha en el visitante fue la lesión de Mauro Zárate en el comienzo de la tarde noche, pero eso permitió el ingreso del talentoso Emanuel Reynoso.

Casi en la última del primer tiempo, a Bebelo le pegó muy fuerte Jefferson Orejuela y sin dudar el colombiano Wilmar Roldán le mostró la roja al ecuatoriano.

Una maravilla

Exquisita ejecución de la pelota parada por parte del enganche cordobés a los 2 minutos del complemento. Reynoso liquidó la historia contra el palo izquierdo de Gabbarini con una gran rosca.

Resultado, espacios, estado de ánimo, todo pintado de azul y oro en Quito, ante la incrédula mirada de los espectadores.

No era extraño entonces esperar el tercer gol del partido. Pudo haber sido antes, al término de un gran enganche de Reynoso dentro de área que terminó en el festejo de Eduardo Salvio. Sin embargo, con revisión del VAR mediante, la jugada fue anulada por offside de Ábila al momento de salir a saltar para peinarle la pelota a Bebelo.

El tercero y aún más tranquilizador para la llave se dio a los 28’ en una pelea de Wanchope contra el marcador central que perdió en el cuerpo a cuerpo, permitió que el argentino entrara al área y cuando definió al bulto ante la salida del arquero, contó con la fortuna en el rebote de la pelota en la rodilla del propio Luis Caicedo, que en la intención de enmendar su yerro, la terminó empujando para el 3 a 0 incuestionable que a Boca le permite pensar ya en las semis de la Libertadores. ¿Será con River?.

Lo malo: Zárate salió llorando y preocupa su lesión

La única manchita en la brillante goleada de Boca fue la lesión de Mauro Zárate, el delantero que salió lesionado a los 20 minutos del primer tiempo y fue reemplazado por Bebelo Reynoso, autor del segundo tanto.

La angustia y el llanto del ex Vélez hicieron temer lo peor y se especuló con una supuesta fractura, aunque al cierre de esta edición los pronósticos eran un tanto más alentadores y hablaban de una posible dolencia muscular.

En las próximas horas habrá más precisiones luego de los estudios pertinentes. Boca tiene muchas variantes ofensivas pero necesita a un jugador de la jerarquía de Zárate para el tramo final de la Libertadores.

Acertó en todo

Así como otras veces se lo cuestionó, esta vez el entrenador de Boca, Gustavo Alfaro, acertó en la planificación y en el planteo. Boca viajó con dos días de anticipación contra lo que indicaban los manuales y a la vez el sistema y los nombres escogidos fueron los correctos. Muy bien ahí.

La diferencia obtenida en el partido de ida es tan amplia que Boca podría darse el lujo de guardar jugadores en la revancha.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario