Boca no quiere poner un pie en la cancha

Pese a que Conmebol anunció que la revancha de la superfinal de la Libertadores cambiará de cancha, el Xeneize quiere los puntos.

Buenos Aires. No hay paz en la definición de la Copa Libertadores. Ni siquiera la reunión en la sede de Conmebol en Paraguay dejó claridad en la superfinal, que desde hace tiempo dejó de disfrutarse, y ahora se sufre, en ambos bandos.

La Conmebol confirmó que la final entre River y Boca por la Copa Libertadores se jugará en el exterior, aunque aclaró que esa decisión estará sujeta a lo que resuelva el Tribunal de Disciplina ante la presentación efectuada por el club xeneize.

Te puede interesar...

Asimismo el organismo indicó que el partido se disputará “entre el 8 y 9 de diciembre”, pero no en Argentina, y aclaró que aún no se definió el escenario ni si tendrá público de ambas parcialidades.

Por la tarde de ayer, Conmebol anunció que la Unidad Disciplinaria demoró el fallo sobre la petición de Boca respecto de la postergación de la final frente a River tras la agresión sufrida por sus jugadores en el micro que los trasladaba, luego que la dirigencia del Xeneize amplió su presentación inicial.

8 o 9: de diciembre, la fecha que indicó Conmebol para la revancha, con escenario a confirmar.

Los abogados de Boca llevaron a su sede de Asunción una carpeta nueva con 46 folios con los que busca respaldar su pedido para la aplicación del artículo 18 y conseguir los puntos de la revancha, para ser campeón de la Copa Libertadores, sin siquiera poner un pie en el campo de juego.

"El presidente Macri nos brinda todo el apoyo y la seguridad para jugar en el Monumental. Los que tiraron piedras no quieren a River, no quieren al fútbol ni a los seres humanos”.Rodolfo D’Onofrio. Presidente de River "No aceptamos jugar ningún partido. Creemos que nosotros tenemos, y la Conmebol también tiene, los antecedentes suficientes para dar la razón a lo que pide Boca Junior”.Daniel Angelici. Presidente de Boca

Este documento fue trasladado a River, para que realice su descargo, y este movimiento obligó a la demora del fallo, que inicialmente iba a conocerse este martes por la noche.

Lo cierto es que el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez, aseguró que el partido se jugará “fuera de Argentina porque no están dadas las condiciones para que sea en ese país”.

En el comunicado difundido por el organismo sudamericano explicó que una vez que el Tribunal Disciplinario se expida, si es que lo hace en favor de que se juegue el partido, la Conmebol “se hará cargo de todos los gastos de viaje, hospedaje, alimentación y traslado interno de hasta 40 personas por delegación”.

Asimismo, indicó que “las coordinaciones de seguridad con las autoridades correspondientes” correrán por cuenta de la Conmebol.

Boca está decidido a no jugar la revancha. Angelici fue contundente: “Creemos que hay antecedentes suficientes para darnos la razón a lo que pide Boca. Y una vez que tengamos la notificación, si no estamos conformes, iremos al Tribunal de Apelaciones. Y si hay que ir al TAS en caso de un nuevo resultado adverso, lo haremos”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído