Boca Supercampeón gracias a la justicia penal

Andrada tapó el último y el rionegrino Izquierdoz no perdonó.

Mendoza. A un año del primer golpe sufrido ante River en este mismo escenario y torneo, Boca se tomó el desquite por la Supercopa y en los penales le arrebató el sueño a Central, 6 a 5, después de haber empatado sin goles durante los 90 minutos disputados en el Malvinas Argentinas de Mendoza.

Central fue diferente a lo que terminó demostrando en la Superliga. Su versión final fue aguerrida en mitad de cancha y con buenas gambetas de parte de Maximiliano Lovera del medio hacia adelante.

Te puede interesar...

Enfrente, Mauro Zárate (se retiró lesionado) fue de mayor a menor en el capítulo inicial, con incisivos centros desde ambos costados que no llegaron a ser conectados por Darío Benedetto.

En situaciones de peligro terminaron parejos en los primeros 45 minutos. La primera gran llegada fue de los rosarinos, con un disparo de media de distancia de Rodrigo Villagra que el bueno de Estaban Andrada sacó al tiro de esquina volando hacia su palo izquierdo.

Boca tuvo la suya también muy clara a los 34’, en una carambola de Sebastián Villa con otro buen arquero como Jeremías Ledesma. Por centímetros la arremetida del colombiano no terminó en grito de gol. A cinco del final, de nuevo Villa fue profundo por la derecha y sacó un centro al ras que superó al 1 en su arrojo, pero cerraron los defensores a sus espaldas, cuando se relamía Zárate por el segundo palo. Sobre el pitazo de Fernando Rapallini, Andrada entregó el blooper de la velada, saliendo ante el cierre de Carlos Izquierdoz, pero con un remate tan defectuoso que dio en la cara del central y llevó peligro contra su propio arco.

Embed

Por inercia

La segunda parte mostró lo mejor del Xeneize, carente de fútbol colectivo, pero con un poder individual notable ante un rival mucho más falto de material en ese sentido. Carlos Tevez reemplazó a Reynoso y Cristian Pavón a Zárate por pedido del propio delantero. Antes, el ex de Vélez le había devuelto una doble pared al uruguayo Nahitan Nández que mano a mano contra el 1 definió altísimo a los 26. A esa altura, todo ya era del bicampeón de la Superliga que en el tramo final tuvo lo mejor. Treinta y siete minutos marcaba el reloj, cuando Villa metió un desborde más por derecha y centro al segundo palo. Benedetto lo bajó con la cabeza forzando la buena intervención de Ledesma y en el rebote Pavón sacudió el travesaño y la pelota entró, pero no fue advertida por el asistente, luego el Pipa impactó la pelota en el palo izquierdo.

Nández tuvo la suya de cabeza, y de nuevo la pelota terminó dando en el poste, dejando claro que no era la noche para ver goles en el Malvinas Argentinas.

Así llegaron los penales donde hubo una gran efectividad de parte de los dos. No hubo yerros en la serie de cinco. Para el Supercampeón anotaron Benedetto, Tevez, Pavón, Villa y Julio Buffarini. Néstor Ortigoza, Leonardo Gil, Alfonso Parot, Fernando Zampedri y Caruzzo lo hicieron para Central.

Ya cuando llegó el uno contra uno, Fabián Rinaudo malogró el de los santafesinos y el rionegrino Carlos Izquierdoz acertó el último xeneize para desatar los festejos en una de las cabeceras del estadio mendocino.

Embed

6 finales le ganó Boca a Central, todas las que jugaron. Y 6 millones de pesos, el premio

Tevez sumó una nueva corona a un historial que pocos tienen.

El título 68 del club y el 27º del Apache

El Xeneize conquistó su título número 68, es el club argentino con más coronas oficiales y lidera también las Copas argentinas con 13. Además, Carlos Tevez logró el campeonato N° 27 de su rica y súper exitosa trayectoria.

Luego del festejo, el Apache indicó qué se dijeron antes de patear los penales. “No hay que perdonarlos, arranquémosle la cabeza y aseguremos, no hay que jugar a colocar la pelota, rompámosles el arco”, admitió el Apache.

Se sacó una mochila pesada de encima también Gustavo Alfaro. No era poca la presión que tenía el DT de Boca y el equipo en sí. Por eso, luego del partido se mostró feliz el ex técnico de Huracán y compartió el título “con Guillermo Barros Schelotto”.

Por su parte, el arquero Esteban Andrada, héroe en la victoria, indicó: “Lo había visto a Rinaudo en la concentración pero cambiaron todos. Este grupo necesitaba una alegría”. Coincidió con él Julio Buffarini. Volvió todo a la normalidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído