LMNeuquen Brasil

Bolsonaro acusa a la OMS de querer quebrar a Brasil

Igual que Donald Trump, el presidente brasileño atacó al organismo sanitario.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, acusó a la Organización Mundial de la Salud de desarrollar un plan para "quebrar" la economía brasileña al recomendar la cuarentena como método para frenar el avance del coronavirus, un día después de que el Congreso aprobara el uso obligatorio del tapabocas en todo el país, el más golpeado por el brote en América Latina con más de 38.000 muertes.

Durante el tradicional saludo a sus simpatizantes reunidos a las afueras de la residencia presidencial, Bolsonaro insinúo que "hay algo detrás del respaldo a la cuarentena" de la OMS y sugirió que "quiere quebrar a los países". Y agregó: "Hay una enorme cantidad de problemas económicos, se va a llegar a un punto en el que Brasil va a quebrar".

Te puede interesar...

En un guiño a su homólogo estadounidense Donald Trump, Bolsonaro volvió a amenazar con abandonar la agencia sanitaria de Naciones Unidas, a la que criticó por su gestión "ideológica" y "pro China" de la crisis sanitaria. Desde el inicio de la pandemia, el gobernante minimizó la gravedad de la enfermedad, a la que calificó de "gripecita", rechazó las cuarentenas para priorizar la economía -que igual se desplomó- y hasta desestimó las medidas de distanciamiento social que recomendaba su propio gobierno. Esta actitud hizo que su gestión de la pandemia fuese mundialmente criticada, y a ella se atribuye en gran parte que Brasil sea el segundo país con más casos en el mundo, detrás solo de Estados Unidos, y el tercero con más muertes, con más de 38.000, detrás de EE.UU. y Reino Unido.

Pese a esta situación alarmante, Bolsonaro volvió a considerar que el aislamiento es más pernicioso que la pandemia, al provocar una crisis económica por la cual "mucha gente está muriendo de hambre, de depresión, por homicidios". Y criticó otra vez a los gobernadores que siguen "ciegamente" las recomendaciones de la OMS y rechazan sus llamados a la reapertura económica.

Como parte de un nuevo pulso contra los dirigentes estatales, la residencia y el despacho del gobernador del estado de Pará, Hélder Barbalho, fueron registrados ayer por la Policía Federal en el marco de una investigación por irregularidades en una compra de respiradores para pacientes de COVID-19 por más de 10 millones de dólares. Sin embargo, Barbalho, quien estuvo enfermo de coronavirus pero ya se recuperó, rechazó las acusaciones.

En el mundo, Brasil es el segundo país en número de infectados y el tercero en decesos y podría convertirse próximamente en el segundo, superando al Reino Unido (40.883 muertos).

LEÉ MÁS

Video: quiso tomar la temperatura, pero le tiró alcohol en los ojos

HBO retira Lo que el viento se llevó tras las protestas por racismo

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario