Fue una decisión del gobernador Sergio Casas. Todo ocurrió cuando un grupo de cadetes se descompensó y presentó graves cuadros de deshidratación, después de una intensa jornada de entrenamiento. Doce aspirantes debieron ser trasladados al hospital Enrique Vera Barros de la capital provincial: siete fueron internados en terapia intensiva.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído