Cambió la suerte: el Rojo vio la Lucero y por fin pudo ganar

Se sacó la mufa. Independiente le ganó 3 a 1 a Deportivo Roca y cortó la racha de 4 derrotas. Gonzalo Lucero metió 2 y Nahuel Gónzalez el otro.

Matías Vega

vegam@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- La suerte cambió para Independiente y después de cuatro derrotas le ganó 3 a 1 a Deportivo Roca en La Chacra. Gonzalo Lucero, en dos oportunidades, y Nahuel Gónzalez le dieron la victoria al Rojo, que revirtió el resultado, jugó en gran nivel y rompió la racha.

El mal comienzo en el torneo hacía que sea imperioso sumar de a 3 y el equipo salió a jugar el partido como una final. Pero no fue sólo a partir de la actitud, sino también de un buen funcionamiento, en lo que sin dudas fue el mejor rendimiento del campeonato.

En el primer tiempo, los locales tuvieron varias aproximaciones claras. La velocidad de Mario Ávila era su principal arma y sus desbordes siempre crearon peligro. La sociedad entre Dante Zuñiga y Carlos Fondacaro daba sus frutos en el mediocampo, pero a pesar de merecerlo, la falta de eficacia lo privaba de ir a arriba.

Fue el mismo Fondacaro el más desequilibrante del partido, quien tuvo la más clara con un tiro libre que se fue pegado al palo. Pero la mala fortuna que venía arrastrando Independiente no quedó en eso y a los 32’ el árbitro Darío Rojas cobró penal para Roca por una mano de Berra.

El capitán protestó por la sanción, ya que el toque de la pelota en su brazo pareció fortuito y no deliberado. Federico Fernández convirtió desde los 12 pasos y puso el 1 a 0 para el Naranja. Los del Chiqui Solana acusaron el golpe y les costó recuperar el nivel en lo que restaba de la primera parte. Sin embargo, el complemento arrancó similar al principio del encuentro, con Independiente proponiendo y el Depo, con la ventaja, decididamente replegando apostando a los contraataques. Al minuto, Fondacaro hizo vibrar al público con un tremendo zurdazo cruzado que atajó bien Torralba.

El medio, la clave: Fondacaro, Zuñiga, y Lucero fueron los mejores en la victoria del Rojo

El momento bisagra del partido llegó a los 8’, cuando el central del Depo Matías López empujó a Ávila cuando se iba solo y recibió la segunda amarilla. En ese mismo tiro libre, el Rojo realizó la jugada preparada que derivó en el empate. Fondacaro tocó por abajo con Berra y este jugó de primera para Lucero, que con un zurdazo, beneficiado por un desvío, consiguió el ansiado desahogo. La paridad y el hombre de más envalentonaron a los neuquinos, que confiaron más que nunca en poder ganarlo. A los 17’ el Pato Zuñiga le dio un pase exquisito por arriba de la defensa al lateral Nahuel Gónzalez, que engañó al arquero para el 2 a 1.

A pesar de que Independiente dominaba mediante la posesión, los roquenses casi lo empatan con un tiro de media distancia de Fernández que pegó en el palo. La tranquilidad final llegó a los 36’ cuando otra vez Lucero, con un fuerte derechazo, metió el 3 a 1 definitivo. Tres goles y 3 puntos fundamentales para que Independiente vuelva a creer en sí mismo.

"Teníamos una impotencia bárbara, no estábamos teniendo suerte. El árbitro cobró un penal raro, fue mano pero yo estaba de espaldas. Por suerte lo dimos vuelta”."El volumen de juego fue muy bueno en todas las líneas, fuimos muy superiores y me voy contento. Esta semana podemos trabajar en tranquilidad”.Manuel Berra. El capitán, feliz por el triunfo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído