Cárcel por mano propia

Condenaron a dos mecánicos porque dejaron inválido a un ladrón.

Río Cuarto

Un caso de justicia por mano propia que terminó con un fallo que puede despertar polémica en aquellos sectores que alientan esta práctica ante hechos de inseguridad. La Cámara Segunda del Crimen de Río Cuarto condenó a cinco años y cuatro meses de prisión a dos hombres que dejaron inválido a un ladrón que había ingresado a robar a un taller de autos y motos de su propiedad.

Los imputados, Jesús Garro y su primo José Romero, admitieron la responsabilidad del hecho y acordaron la sentencia en un juicio abreviado con el fiscal de Cámara, según informó Telediario Digital. El caso sucedió el 2 de noviembre del año pasado, cuando Darío Villarruel (27) y otro hombre ingresaron a robar a un taller ubicado en calle Patricias Mendocinas al 240, de Río Cuarto.

Garro y Romero regresaban de un baile cuando observaron a los intrusos en el taller. Uno de los ladrones huyó y el otro, Villarruel, fue atrapado y golpeado. El joven intentó escapar pero fue perseguido varias cuadras por los propietarios del lugar, quienes lo encerraron en un predio baldío y lo golpearon en el cráneo.

Villarruel sufrió gravísimas lesiones de carácter irreversible que le provocaron una severa discapacidad, por lo que permanece postrado en una cama. Deolinda, la madre de Garro, dijo tras la condena que el caso es una situación en la que “todos pierden”.

Uno de los mecánicos recordó lo ocurrido el año pasado, luego de la discusión con Villarruel. “Él buscó echar mano por la cintura, pensé que tenía un cuchillo en la cintura y ahí reaccioné. Le dimos una piña, lo sacamos, pero volvió y quería seguir peleando”.

Tanto Garro como Romero admitieron la responsabilidad y acordaron la sentencia en un juicio abreviado con el fiscal de Cámara. “La justicia por mano propia no es una buena respuesta para actuar. Estamos dolidos. Hay que pensar antes de actuar”, concluyó José Romero.

El 16 de octubre se conocerán los fundamentos del fallo y los acusados serían detenidos para el cumplimiento efectivo de la pena. El doctor Pablo Muñoz, abogado de los hombres condenados, confirmó que buscará cambiar la imputación y bajar la pena para evitar que vuelvan a la cárcel.

El fiscal Jorge Medina, por su parte, resaltó que “ambos imputados aceptaron su culpabilidad en el hecho”, y advirtió: “Por la magnitud de las lesiones, daba pie a pensar que la conducta sería de homicidio en grado de tentativa”.

En ese sentido, el fiscal argumentó su postura en la causa: “Las lesiones que presenta el herido son de naturaleza gravísima. Después de que él huye del taller lo buscan, y con una violencia inusitada, lo golpean con un objeto contundente”. Para Medina, se trató de “una reacción desmedida ante un hecho delictivo”.

“La verdad es que la justicia por mano propia no es una buena respuesta para actuar. Estamos dolidos por todo lo que pasó. Hay que pensar antes de actuar”. José Romero. Uno de los dos cordobeses condenados por la Justicia.

64 meses de cárcel. Es el tiempo que los primos tendrán que pasar en prisión. Por lo pronto, el lunes 16 de octubre se conocerán los fundamentos del fallo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído