LMNeuquen Fútbol 5

Cierra histórico predio neuquino de fútbol 5 por la crisis

El dolor del comerciante que tuvo que cerrar las puertas de emblemático complejo: "Esto nos arruinó", dijo a LMN. Vende comida ahora.

Se emociona el hombre en un momento de la charla. Es cuando se le consulta por su familia, si tiene hijos. "Me tocaste el lado íntimo, lo más sagrado, estoy sensible", se disculpa, sin que haga falta, Fernando Ariel Gramigna, de 53 años. Es el propietario de Entretiempo, un histórico complejo de fútbol 5 neuquino, quien con todo el dolor del alma resolvió dar por concluida una etapa muy importante de su vida ante la crisis del sector y rebuscársela con otro emprendimiento: amasando y vendiendo delicias a sus ex y fieles clientes de la canchita.

"Yo tengo el fondo del comercio, alquilo el predio, lo transformé, era un desarmadero abandonado. Lo convertí en un complejo deportivo. Somos pioneros, comenzamos en 2010 en Mitre y Tronador. Si no es la primera cancha, será la segunda de Neuquén capital", repasa el comerciante la historia del emblemático recinto.

Te puede interesar...

Agradece al dueño de las tierras por el aguante desde que se suscitó la pandemia pero entiende que se llegó a una situación límite para ambos, que ya no vale la pena seguir con el negocio. "Demasiada gentileza de su parte, soportar todo este tiempo que le pague menos. Es entendible que necesite el lugar. En todo este tiempo le pagué la mitad del alquiler, es el acuerdo al que llegamos. Estuve viendo otras opciones, escuelita de fútbol para hacer distintos eventos pero no tenía sentido en este contexto", argumenta en su crudo relato.

Explica que la demora en aprobarse la vuelta del rubro y el complicado contexto en general lo perjudicó. "Al no abrir, sumado al temor a contagiarse de la gente, los límites de los horarios, el tema del DNI, el formato Metegol que no me convence para nada... Debo tres meses y le fui dando algunos puchitos al popietario del lugar, pero hay que hacerse cargo. Toca desarmar cosas y volver a funcionar en otro momento, compensaré si es necesario al dueño con algunos elementos del fulbito o le pediré que me financie la deuda. Esto nos arruinó, vemos gente haciendo otras actividades....", admitió y se quejó.

Fernando

Fernando debió reinventarse pronto. Instructor de aquagym, gimnasia funcional y ciclismo, porque "el deporte es mi pasión", no obstante volvió a "mi vieja profesión".

¿Qué hace? "Mi familia es dueña de panadería tradicional y me fui más para ese lado, elaborando comida que gente que iba a la cancha y me compra. Hago sorrentinos, medialunas, empanadas, prepizzas y así trato de salir adelante pero en forma independiente al local familiar".

"Mis hijos me necesitan bien. Tengo uno estudiando en Córdoba kinesiología y trabajando, una hija mayor en Paraná y otra acá que me ayuda y vende panes artesanales. Tengo nietito, tengo vida", redondea Gramigna, quien ya extraña el Fútbol 5, parte de su vida... ¡Volver a empezar!

Otro predio en venta

En otra muestra del delicado momento que vive el sector, uno de los predios de fútbol 5 en Cinco Saltos, Río Negro, salió a la venta, según el anuncio que circuló en redes sociales. Otro dueño que no pudo sostener su proyecto. Dramático.

image.png

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.6783625730994% Me interesa
4.093567251462% Me gusta
4.6783625730994% Me da igual
2.3391812865497% Me aburre
84.210526315789% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario