Clausuraron el despacho de Máximo Kirchner

Tras la noticia, un grupo de funcionarios tomó las oficinas por orden del presidente de la Cámara, Emilio Monzó.

El despacho del diputado nacional Máximo Kirchner, líder de La Cámpora e hijo de la ex presidenta Cristina Kirchner, apareció hoy con una faja de clausura, luego de que le cambiaran la cerradura y el kirchnerismo acusó a las autoridades de la Cámara de haberlo "usurpado".

Se trata de la oficina 340 del tercer piso de la Cámara de Diputados, sector que históricamente ocupa el peronismo y, en los últimos 12 años, el Frente para la Victoria (FPV), por lo cual ese despacho perteneció hasta el 10 de diciembre a José María Diaz Bancalari.

Según pudo constatar NA, la puerta de la oficina 340 estaba forzada, con la cerradura cambiada y con una faja de clausura que decía "antes de abrir, comunicarse con Dirección de Seguridad", pese a que en la página de Intranet de la Cámara de Diputados aparecía asignada al diputado Kirchner.

Ante esa situación, un grupo de diputados ingresó a la oficina a través de otro despacho, el 307, que se comunica con el 340, lo que motivó la versión de una supuesta ocupación por parte de La Cámpora.

Posteriormente, el bloque de diputados del FPV emitió un comunicado en el que denunció que la oficina se "usurpó por orden" del presidente de la Cámara, Emilio Monzó.

"Ingresaron de forma ilegal a la oficina de Máximo Kirchner. El presidente de la Cámara ordenó cambiar la cerradura y colocar una faja de clausura, prohibiendo el ingreso de empleados del legislador nacional", denunció el bloque en un comunicado.

El texto agregó que Monzó "dispuso además en cada puerta de ingreso una guardia con personal de seguridad del Congreso que impide el ingreso al despacho".

"Además de no dejar ingresar a los empleados de Máximo, Monzó impide que se retire material de trabajo de los empleados del legislador", completó la denuncia distribuida a la prensa.

Por su parte, la Presidencia de la Cámara baja emitió una resolución en la cual se establece que "la ocupación actual" de las oficinas "reviste carácter transitorio hasta que se resuelva su asignación" a través de la Secretaría Administrativa.

Fuentes de la Presidencia de la Cámara señalaron que el hecho de que el despacho apareciera asignado a Máximo Kirchner en la Intranet "no tiene validez administrativa legal" y señalaron que se ordenó cambiar la cerradura porque no tenían la llave.

En este sentido, indicaron que la idea de Monzó es que se le dé prioridad a las autoridades de la Cámara para ocupar ese despacho y deslizaron los nombres de Felipe Solá y de José Luis Gioja, ambos vicepresidentes de Diputados, como posibles ocupantes de las oficina.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído