Controlan el consumo de alcohol y droga a policías

Jefatura dispuso la realización de test sorpresivos a toda la fuerza, después de conocerse que un agente fuera detenido por circular ebrio.

NATALIA PÉREZ PERTINO - policiales@lmneuquen.com.ar

Desde esta semana, los efectivos de la Policía del Neuquén serán sometidos a controles sorpresivos de alcoholemia y droga, tal como lo dispuso la Jefatura. La resolución sale a la luz luego de que un agente fuera detenido por circular en estado de ebriedad en la capital provincial.

Te puede interesar...

LM Neuquén ya ha informado con anterioridad que casi todos los meses surgen casos de policías alcoholizados al volante o con problemas de adicción a las drogas. La problemática es abordaba con equipos interdisciplinarios, pero a la fecha pareciera no alcanzar porque los policías continúan recayendo.

El último caso registrado fue el sábado a la noche cuando un agente que se desempeña en la Comisaría 18 de Neuquén capital fue interceptado en un control policial en la Ruta Provincial 7 por conducir alcoholizado.

Al requerirle la documentación, los efectivos notaron un fuerte aliento etílico, por lo que se convocó a personal de Tránsito para la realización del test de alcoholemia. Si bien no se informó del dopaje, se supo que el número era bastante alto.

Ante esta situación, el auto, un Renault Sandero de color gris, fue secuestrado y el agente terminó demorado, con una causa por infracción al artículo 205 (por violar el aislamiento social, preventivo y obligatorio al no poder justificar su circulación) y por conducir alcoholizado.

Previo a ello, LMN pudo conocer que el efectivo había estado reunido con otros policías, todos de civil, en una vivienda ubicada en la zona de la meseta. Durante el encuentro, compartieron un asado y bebidas alcohólicas.

Incluso, en un momento determinado, los vecinos escucharon disparos de arma de fuego y alertaron a la Policía. Por ello, un móvil de la Comisaría 20 se dirigió a la zona y cuando estaba arribando, los participantes del encuentro se subieron a sus vehículos y escaparon velozmente del lugar.

Era uno de esos vehículos, el Sandero, el que conducía el agente que terminó demorado en el control policial. Es que, al tomar la ruta en dirección al centro de la ciudad, fue interceptado.

Por tratarse de un policía, desde la fuerza se le inició un sumario administrativo y se le retiró el arma reglamentaria, hasta tanto se resuelva su situación.

Ante este nuevo hecho y otros que no han tomado público conocimiento pero que integrantes de la fuerza lamentan porque manchan el nombre de la Policía del Neuquén, se tomó la resolución de realizar controles sorpresivos a todo el personal. Trascendió que la disposición abarca a las áreas de Investigaciones, de Seguridad y a todos los que cumplen tareas administrativas.

-> Art. 41 Establece las sanciones

La Ley 715 de Personal Policial establece que las sanciones posibles a un efectivo serán apercibimiento escrito, arresto policial, suspensión de empleo y destitución. Todo dependerá de la falta cometida por el efectivo.

-> Cómo interviene la fuerza policial

Ya en 2018, la Policía había informado que estos casos terminan con una sanción disciplinaria y que también se realiza un abordaje con profesionales para observar si hay un problema de adicción o si es algo ocasional.

LEÉ MÁS

Detuvieron a un policía borracho en un control sobre la ruta 7

Parque Central: intentaron abusar a una joven en las vías

Gitanos estafaron con Código QR y compraron $100 mil

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído