Creen que fue un atentado la caída del avión egipcio

Partió desde París con 66 personas a bordo. Se precipitó en el mar en Grecia.

París/El Cairo
Un avión de pasajeros de la compañía Egyptair que volaba de París a El Cairo con 66 personas a bordo se accidentó ayer sobre el Mediterráneo, lo que desató todo tipo de especulaciones, que incluyen la de un posible atentado.

Si bien en un principio no hubo ningún rastro de la nave, horas después Egyptair confirmó en base a un comunicado del Ministerio del Exterior egipcio que habían sido encontrados restos del avión en el Mediterráneo, cerca de la isla griega de Cárpatos.

"Egyptair expresa su más profundo pesar a las familias y amigos de los pasajeros a bordo del vuelo MS804", tuiteó la aerolínea egipcia. "Los familiares de los pasajeros y de la tripulación ya fueron informados y extendemos nuestras más profundas condolencias a los afectados".

El Airbus de Egyptair desapareció ayer de los radares con 66 personas a bordo a las 02:30 horas (00:30 GMT) cuando viajaba de París a El Cairo y se encontraba a una altura de 11.300 metros, a 45 minutos de aterrizar en su destino final. Entre los pasajeros había 30 egipcios y 15 franceses.

Posteriormente un portavoz de la aerolínea, Ihab Raslan, confirmó a DPA que Egyptair había recibido una carta del Ministerio del Exterior egipcio basada en comunicaciones con las autoridades griegas, aunque matizó el hallazgo.

"(La comunicación) dice que se encontró material flotando sobre el agua que probablemente sean partes del avión, así como dos chalecos salvavidas y materiales plásticos".

"Pero no hay aún confirmación de que los materiales encontrados pertenezcan al vuelo desaparecido", dijo, y añadió que se están coordinando con las autoridades griegas para identificar los hallazgos.

Militares griegos habían dicho previamente a la televisión estatal que se habían encontrado dos grandes objetos en el mar, unos 420 kilómetros al sureste de Cárpatos.

Más allá de las informaciones sobre el hallazgo de restos del avión, había numerosas especulaciones sobre qué causó el accidente del avión.

"Una vez que sepamos la verdad podremos sacar conclusiones sobre si esto fue un accidente u otra hipótesis que todos tienen en mente, quizá una hipótesis de terrorismo", dijo el presidente francés, Francois Hollande. "Pero en este punto debemos manifestar primero nuestra solidaridad con las familias e investigar la causa".

El ministro de Aviación Civil de Egipto, Sherif Fathi, afirmó que es más probable que la caída al mar del avión se deba a un atentado que a un problema técnico.


Maniobras
Giró dos veces y se perdió del radar

El ministro griego de Defensa, Panos Kammenos, dijo ayer que el avión volaba a una altura de 37.000 pies (casi 11.300 metros) y entró en barrena cuando había ingresado entre diez y 15 millas náuticas en el espacio aéreo egipcio.

"Después, (el avión) realizó un giro de 90 grados hacia la izquierda y luego otro de 360 grados hacia la derecha y se precipitó desde una altura de 15.000 pies", detalló el ministro griego.

El avión desapareció del radar a una altura de 10.000 pies, agregó Kammenos.

La aerolínea identificó al piloto como Mohammed Said Ali Shaqir, quien tenía más de 6000 horas de vuelo y más de 2000 en el modelo A320.

El copiloto contaba con una experiencia de 2766 horas de vuelo.


Familiares
La espera menos imaginada en El Cairo

En el aeropuerto de El Cairo, los familiares que esperaban la llegada de sus seres queridos a bordo del vuelo fueron trasladados a una habitación privada donde eran atendidos por personal médico.

Egipto y Francia están llevando a cabo investigaciones separadas sobre el accidente, considerado el peor accidente aéreo del año, aunque acordaron total cooperación.

Francia dispuso el envío de dos aviones y un barco para ayudar en la búsqueda.


"Ningún problema", el último mensaje del piloto

El Cairo
Antes de caer, el piloto de Egyptair señaló "ningún problema" a los controladores aéreos griegos durante su última conversación. Incluso estaba "de buen humor y agradeció a sus interlocutores en griego", según su jefe, Constantin Litzerakos.

Las fuerzas armadas egipcias afirmaron que desde la tripulación no se envió ningún "mensaje de emergencia".

El Airbus cayó a unas 130 millas marinas de la isla de Kárpatos, cuando acababa de entrar en el espacio aéreo egipcio, según las autoridades griegas.

Los medios griegos indicaron que un barco que navegaba en la zona habría visto una bola de fuego en el cielo, una información que no se ha confirmado oficialmente.

El Airbus siniestrado había sido entregado en 2003 y tenía 48.000 horas de vuelo, confirmó la empresa de aeronáutica con sede en Toulouse.

El de ayer se suma a una serie de incidentes en la aviación egipcia en los últimos meses. Y esta desaparición se produce en un contexto difícil en Egipto, enfrentado a múltiples desafíos económicos y de seguridad.

En marzo, un hombre con una bomba falsa desvió un vuelo de Egyptair a Chipre por motivos personales, aunque luego liberó a todos los pasajeros sin causar ningún daño.

En octubre, un vuelo de pasajeros ruso explotó en el aire poco después de despegar de Sharm el Sheij, en la península del Sinaí. Murieron las 224 personas que iban a bordo, la mayoría turistas rusos que regresaban a su país tras unas vacaciones.

Moscú denunció que una bomba había causado el hecho y la milicia terrorista Estado Islámico (EI) se atribuyó el hecho, pero pasaron meses hasta que las autoridades egipcias lo reconocieran así, en febrero pasado.

El vuelo MS804 de Egyptair había despegado antenoche del aeropuerto Charles de Gaulle de París a las 22:48 locales (17:48 hora argentina, a la hora prevista) en dirección de El Cairo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído