Crianceros la pasan mal con la crecida del Limay

Son de la Isla 119 de China Muerta. La AIC dice que ocupan el cauce.

Catalina Arca

arcac@lmneuquen.com.ar

Sectores de la Isla 119 de China Muerta se inundaron con el aumento del caudal del río Limay. Los vecinos se quejaron porque las autoridades no les avisaron sobre la situación que enfrentarían. Elías Sapag, titular de la Autoridad Jurisdiccional de Cuencas (AIC), advirtió que las tierras inundadas forman parte del cauce natural del río y aseguró que el caudal actual se mantiene por debajo de los valores que soporta el Limay sin riesgos de desbordes.

El titular de la AIC sostuvo que los vecinos inundados avanzaron sobre el cauce a sabiendas del riesgo que eso implica.

Los pobladores afectados por la inundación tuvieron inconvenientes para entrar a sus casas y debieron implementar planes de emergencia para sacar a los animales que sustentan sus economías familiares de la zona de riesgo.

Claudia Ramos y su marido Gustavo quisieron ingresar a su casa por el camino habitual y se encontraron con que el agua cubría gran parte del recorrido de la huella de tránsito. Entonces, necesitaron ayuda de sus vecinos y maniobras extraordinarias para encauzar el rumbo de su camioneta en dirección a un camino alternativo.

Claudia y Gustavo tienen una camioneta Ford F100, con la que se mueven y atienden las necesidades de trasporte que implica la crianza de animales. El martes en la noche, el vehículo quedó atascado en el barro bajo el agua de la crecida. LM Neuquén recorrió la zona inundada junto a algunos vecinos, que aportaron sus impresiones sobre la situación que están enfrentando. Aseguraron que en otras ocasiones en que se desbordó el Limay frente a sus casas pudieron tomar recaudos gracias a que Defensa Civil y la Autoridad Interjurisdiccional de Cuencas (AIC) les anticipaban la crecida con tiempo. En cambio, se quejaron porque esta vez nadie les dio noticias del peligro que se asomaba desde el cauce del río.

costa rio limay

Claudia lamentó que las autoridades no aprovecharon una visita que hicieron una semana antes de la crecida para advertir la situación a los vecinos. “Vinieron a dejarnos leña, pero no dijeron nada del crecimiento del cauce”, afirmó la vecina mientras mostraba a este diario el ingreso anegado a su casa.

Las afectadas son tres familias en un sector de la Isla 119 y otras 20 en otra parcela más cercana al río. En otras ocasiones, contaron los afectados, la AIC y Defensa Civil les habían dejado la notificación con la alerta en las tranqueras de entrada cuando los vecinos no se encontraban en sus casas, de modo de que no llegara la crecida sin conocimiento de las potenciales víctimas.

Gustavo detalló cómo actúan en la Isla 119 cada vez que sube el nivel del río Limay: “Tenés que ir sacando todo lo que vas viendo en el terreno, encima nosotros utilizamos todo el campo, entonces, cuando largan más agua empezamos a correr. Esta vez, cuando se inundó el terreno, los animales estaban allá abajo (en la zona que rápidamente se llenó de agua)”.

En el apuro por la llegada del agua hasta los corrales, Claudia y Gustavo tuvieron que trasladar una vaca y un caballo de otro de los vecinos, cuyo terreno estaba más próximo al camino inundado.

Ayer al mediodía, Jhonatan Queupan, dueño de los animales, se calzó las botas de goma y puso manos en la obra para mover las gallinas, las ovejas y un chanchito del gallinero y los corrales.

Elías Sapag, de la AIC, negó que haya un desborde del río Limay.
Los ríos Limay y Neuquén tendrán más caudal este verano.
Los ríos Limay y Neuquén tendrán más caudal este verano.
Los ríos Limay y Neuquén tendrán más caudal este verano.

La experiencia de vivir junto al río

Claudia Ramos y su marido Gustavo viven en el sector inundado de la Isla 119 de China Muerta desde hace ocho años. En ese lapso, la mayor parte del tiempo el caudal del río estuvo muy por debajo del promedio histórico debido a que se atravesó un período de sequía.

Los vecinos contaron que la última vez que vivieron una situación similar a la inundación actual fue hace cuatro años, cuando se produjo un fuerte aumento del caudal, que luego derivó en la planificación de las márgenes del río durante la construcción de las Valentinas.

Recordaron que se “erogaba el límite del agua para delimitar el margen del río. Hicieron eso y hoy estamos con todo inundado otra vez”, concluyeron.

Rio limay
Los análisis se realizarán a partir de la segunda quincena de octubre.
Los análisis se realizarán a partir de la segunda quincena de octubre.

La AIC rechazó que el caudal del río desborde el cauce

El titular de la AIC, Elías Sapag, deslindó las responsabilidades del organismo en la situación que viven los crianceros de la Isla 119 de China Muerta, en la costa del río Limay. Sostuvo que las tierras que están afectadas por el agua del río son parte del cauce natural del Limay sobre el que avanzaron los pobladores “a sabiendas de las consecuencias que podían tener”.

Sapag explicó que el volumen de agua que baja por el Limay se incrementó en los últimos días dentro de una planificación del manejo del agua que responde a las necesidades de abastecimiento de las centrales generadoras eléctricas. Estas están trabajando a full exigidas para responder a un aumento importante de la demanda. Ese incremento responde a una cuestión estacional: con el frío, los hogares aumentaron el consumo de gas, entonces la producción del fluido se derivó por completo a ese segmento en perjuicio de la provisión a las industrias y a la generación térmica de electricidad.

crianceros

Por tal motivo, fue necesario aumentar la generación hídrica en las centrales apostadas sobre el río Limay. De todos modos, Sapag aseguró que la suelta de agua se hizo de forma controlada y en ningún momento se excedió el caudal normal que soporta el río del sur provincial sin desbordes. Explicó que se están inyectando 900 metros cúbicos por segundo y el margen sin riesgo de desbordes se extiende hasta los 1200 metros cúbicos por segundo.

El funcionario de la AIC recordó que en los últimos años el nivel del río Limay estuvo muy por debajo de su capacidad debido a la sequía. Por el cauce bajaba un caudal en torno a los 400 metros cúbicos por segundo. Esto hizo que algunos vecinos desarrollaran actividades ganando terreno sobre el cauce natural del río.

LEÉ MÁS

Baggio: "Los neuquinos estamos tomando agua del inodoro"

La crecida del Limay dejó bajo agua parte de la costa

Advierten que el Limay está contaminado desde el 2001

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído