LMNeuquen campaña

¿Cuales son las canciones que Trump tiene prohibido usar?

The Rolling Stones, Adele, George Harrison y otras figuras de la música le advirtieron al mandatario que no use sus temas.

Hace unos días la banda The Rolling Stones volvió a convertirse en noticia tras amenazar con iniciar acciones legales contra el presidente Donald Trump si este continúa usando sus canciones en sus actos públicos ya sea por su gestión de gobierno o en el marco de su campaña electoral en vista de renovar su mandato el próximo noviembre.

"A pesar de las directivas de cese y desistimiento de Donald Trump en el pasado, los Rolling Stones están tomando medidas adicionales para impedir que utilice sus canciones en el futuro en cualquiera de sus campañas políticas. Si Donald Trump ignora la exclusión y persiste, se enfrentará a una demanda por reproducir música de manera no autorizada", reza un comunicado publicado por el portal de información Deadline que el legendario conjunto musical replicó en su cuenta oficial de Twitter.

Te puede interesar...

En particular, la banda liderada por Mick Jagger se refiere a la canción "You Can’t Always Get What You Want" que Trump usó en varios situaciones, como en su último mitin de Tulsa, en Oklahoma o en un acto en 2016, ocasión en la que la agrupación salió a aclarar que no lo apoyaban y que no habían autorizado la utilización de sus composiciones.

Pero los Stone no son los únicos que se plantaron frente a jefe de Estado estadounidense. Los familiares de Tom Petty, fallecido en 2017, emitieron una orden para que su campaña Trump dejara de usar “I Won’t Back Down” ya que están convencidos que al músico no le hubiera gustado escuchar sus temas en un rally del mandatario.

Embed

“Tanto el fallecido Tom Petty como su familia se oponen firmemente al racismo y la discriminación de cualquier tipo. Tom Petty nunca querría que una canción suya se usara en una campaña de odio. Le gustaba unir a las personas”, rezaba un comunicado que emitieron.

Embed

En 2016, cuando Michael Stipe, el líder de la banda R.E.M. descubrió que Trump usaba con frecuencia l el hit “It’s the End of the World” en sus campañas le envió un aviso para que deje de utlizar sus canciones.

Embed

También en 2016 Adele descubrió que su música sonaba en los eventos políticos del presidente norteamericano. Por eso, su representante anunció que la cantante nunca dio su consentimiento para que Trump usara su música.

El caso de Prince fue similar al de Tom Petty. Omarr Baker, hermano del fallecido músico, emitió un comunicado en nombre de la familia pidiéndole a Trump que dejara de usar las canciones de Prince, tras percatarse que el clásico “Purple Rain” animaba sus mítines.

Embed

Familiares de George Harrison también alzaron su voz al ver que Donald Trump quería apropiarse de “Here Comes the Sun”, el inoxidable tema de The Beatles.

Embed

“We are the Champions” de Queen, fue otro clásico que Trump se quiso adueñar. En el 2016, cuando el magnate norteamericano presentó a su esposa, Melania, sonó esa canción y a Brian May no le gustó nada. Fue ahí cuando emitió un comunicado a través de Sony / ATV Music Publishing que dejara de usar el tema de una buena vez.

“En nombre de la banda, estamos frustrados por el uso no autorizado repetido de la canción después de una solicitud previa de desistimiento, que obviamente ha sido ignorado por Trump y su campaña. Queen no quiere que su música se asocie con ningún debate político o general en ningún país. Queen tampoco quiere que ‘We are the Champions’ se use como un respaldo del Sr. Trump y las opiniones políticas del Partido Republicano. Confiamos, esperamos y esperamos que el Sr. Trump y su campaña respeten estos deseos en el futuro”, se lee en el comunicado.

Embed

En sintonía, los integrantes de Earth Wind & Fire salieron a desmarcarse al escuchar la canción icónica “September” en la Convención Republicana de 2016. “Otro uso no autorizado (septiembre) en la Convención Republicana, en contra de nuestros deseos – Earth Wind & Fire”, decía el tuit que replicaba la queja de Queen.

Embed

Hace un tiempo el líder de Panic! At The Disco, Brendon Urie, le advirtió vía Twitter a los responsables de la campaña de Trump que dejaran de tocar su canción “High Hopes”, que sonaba mientras el presidente subía al escenario en un mitin en Phoenix, Arizona, según USA Today.

“Querida campaña de Trump, F — you (vete al diablo). No estás invitado. Deja de tocar mi canción. No, gracias, Brendon Urie, Panic! At The Disco & compañía”, tuiteó el músico.

Embed

Neil Young fue otro artista que puso el grito en el cielo en 2018, después de escuchar una de sus canciones como "Rockin’ in the Free World“ reproducidas en contra de sus deseos durante las manifestaciones de campaña de Trump.

Embed

Rihanna también se sumó a la lista de figuras que buscaron despegar su imagen de la de Trump. En 2018 la cantante de Barbados descubrió que su música se estaba reproduciendo durante una de sus manifestaciones a través de Twitter para manifestar: "Ni yo ni mi gente estaríamos en uno de esos eventos trágicos”.

Posteriormente expresó su malestar de manera formal y su equipo le envió un aviso de desistimiento a los jefes de campaña de Trump para que dejaran de usar su música.

Elton John también puso un límite al escuchar sus clásicos “Rocket Man” y “Tiny Dancer” en la previa de los mítines de campaña de Trump.

Embed

“Realmente no quiero que mi música esté involucrada en algo relacionado con una campaña electoral estadounidense. Soy británico. Conocí a Donald Trump, fue muy amable conmigo, no es nada personal, sus opiniones políticas son suyas. Las míos son muy diferentes, no soy republicano en un millón de años”, dijo John en diálogo con The Guardian al explicar su postura.

Embed

Desde el 2015, Steven Tyler le pidió a Trump que no use la música de Aerosmith durante su campaña. Lejos de acatar, en agosto de 2018, el actual presidente norteamericano celebró un mintin con el éxito “Livin ‘on the Edge”.

El equipo de Tyler tuvo que enviar un aviso formal de cese y desistimiento. “Al usar ‘Livin’ On The Edge ‘sin el permiso de nuestro cliente, el Sr. Trump insinúa falsamente que nuestro cliente, una vez más, respalda su campaña y/o su presidencia, como lo demuestra la confusión real vista por las reacciones de los fanáticos de nuestro cliente en todas las redes sociales”, dice la carta.

Embed

También en 2018, el cantante de Guns N ‘Roses, Axel Rose, descubrió que Trump estaba tocando la exitosa “Sweet Child O’ Mine” durante un evento. “Para que lo sepas… GNR (Guns N’ Roses), como muchos artistas que se oponen al uso no autorizado de su música en eventos políticos, ha solicitado formalmente que su música no se use en manifestaciones de Trump o eventos asociados de Trump”, dijo Axel en las redes social.

Embed

Pharrell Williams también le dijo que no a Trump luego de que su canción “Happy” animara un mitin, celebrado horas después del tiroteo en la sinagoga de Pittsburgh en octubre de 2018.

“No hubo nada “Happy” sobre la tragedia infligida en nuestro país el sábado y no se le otorgó permiso para usar esta canción con este propósito”, decía la carta que el abogado del músico envió a la Casa Blanca. El texto también remarcaba que Williams “no ha dado ni dará permiso” a Trump para usar su música.

Embed

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

8% Me interesa
84% Me gusta
4% Me da igual
0% Me aburre
4% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario