LMNeuquen pandemia

¿Cuáles son las claves para reducir la letalidad de la pandemia del coronavirus?

Las experiencias de algunos países a los que el virus llegó más temprano podrían marcar el sendero para disminuir la fatalidad de la pandemia.

El coronavirus COVID19 se detectó por primera vez en China en el mes de enero. Desde entonces, la afección se convirtió en una pandemia que avanzó con gran rapidez y atacó prácticamente a todos los países del mundo. Sin embargo, las curvas de contagios y los índices de mortalidad que se observan en cada nación son muy disímiles y, en ese contexto, imitar las trayectorias de los estados con menos casos letales podría ser la clave para disminuir el impacto negativo de la enfermedad en Argentina.

España, Italia y Estados Unidos parecen ser los países más afectados por el virus. La nación norteamericana cuenta con más de 320 mil contagiados, mientras que en estos países europeos los casos positivos rondan los 130 mil. En términos proporcionales, se estima que hay 974 afectados por cada millón de estadounidenses, 2100 positivos por cada millón de italianos y 2700 enfermos por cada millón de españoles.

Te puede interesar...

muertes-coronavirus-españa.jpg

Del otro lado se posicionan otros países que se vieron afectados por el virus casi al mismo tiempo pero que tuvieron trayectorias mucho más optimistas, con menor propagación de la enfermedad o tasas muy reducidas de la mortalidad. Alemania, Japón y Corea del Sur podrían ofrecer una valiosa lección en cuanto al comportamiento que hay que tomar ante la expansión de la pandemia.

Mientras que la tasa de mortalidad es del 11,4% en Italia y del 9,3% en España, en Corea del Sur se registra un nivel de apenas el 1,1%. Alemania ha logrado incluso superar esa cifra, con un 0,6% de tasa de fatalidad: contabiliza poco más de mil fallecidos a pesar de que hay casi 100 mil alemanes infectados.

Embed

¿Qué hicieron estas naciones de Asia y Europa para convertirse en ejemplo? Las robustas infraestructuras sanitarias que permiten la realización de tests masivos parece ser el punto de coincidencia entre las tres. A mayor cantidad de confirmaciones, crecen las posibilidades de tratar a los pacientes a tiempo para evitar un desenlace fatal. A su vez, crece la chance de aislarlos para reducir la curva de contagios.

El Instituto Robert Kolch de Alemania anunció en los últimos días que tiene la capacidad para realizar 160 mil pruebas por semana, lo que se traduce en la aplicación del test a 4 mil personas por cada millón de habitantes. En Corea del Sur, donde se instalaron gabinetes portátiles para hacer la prueba a los automovilistas, se pueden realizar hasta 5 mil test por cada millón, lo que posiciona al país asiático a la cabeza del ranking mundial.

coronavirus analisis laboratorio alemania.jpg

La contracara se ve en España, un país devastado por la pandemia, donde se practicaron análisis a 625 personas por cada millón de habitantes, según datos del diario El País. Italia, sin embargo, ya se encuentra a la cabeza entre los países con más pruebas, con más de medio millón italianos analizados. ¿Qué explica, entonces, su alta tasa de mortalidad?

La edad parece ser la segunda clave que explica los índices bajos de mortalidad. En Alemania, por ejemplo, se sabe que la edad promedio de los positivos es de 47 años y sólo el 20% tiene más de 60. En Italia se ve la contracara: la edad promedio de los contagiados es de 66 años y allí, el 58% tiene más de 60 años. Como la población anciana tiene más riesgo de morir por la enfermedad, el impacto del coronavirus en los jóvenes alemanes parece haber impactado en sus estadísticas.

coronavirus alemania controles.jpg

Para muchos, la composición de la población es un dato que incluye. Italia es el país europeo con más mayores de 65 años, con un 26%, mientras que en Corea son sólo un 14%. Pero eso no abarca el caso alemán, donde el 25% de los habitantes tiene 65 años o más. ¿Qué explica, entonces, la falta de contagios?

El aislamiento social parece ser la respuesta más clara. En ese sentido, la independencia de los jóvenes alemanes, que son los más afectados por el virus, parece haber salvado a los mayores de un destino mortal. Moritz Kuhn, de la Universidad de Bonn, en Alemania, señaló a la prensa española que las personas de entre 30 y 49 años que viven con sus padres superan el 20% en Italia, China o Japón, mientras que en Alemania son poco más del 10%.

coronavirus corea control limpieza.jpg

Para el caso de Japón, donde la tasa de mortalidad también es baja, las prácticas culturales también cumplen un rol fundamental: los japoneses son menos propensos a compartir intimidad con otras personas, mantienen las distancias en el saludo y son más cuidadosos con la higiene y la desinfección.

Por su parte, en Argentina no se aplicó la receta de los tests masivos. Según datos publicados en Infobae, se practicaron apenas 157 pruebas por cada millón de habitantes, lo que posiciona al país en el número 70 del ranking mundial.

laboratorio central 1.jpg

El cumplimiento del aislamiento social, sin embargo, podría convertir al país en un ejemplo. Según datos recabados por Google, la movilidad de los argentinos se redujo en 86% en recreación, un 61% en compras y un 57% en el mundo laboral. Por su parte, Alemania la redujo en un 77% en recreación, un 51% en compras y un 39% en el mundo laboral.

LEÉ MÁS

Un antiparasitario eliminaría en 48 horas al COVID-19

Desbordados por la cantidad de muertes, en Guayaquil utilizarán ataúdes de cartón

"Asustan la incertidumbre y la información falsa"

La historia de Juan Sanabria, una de las primeras víctimas de coronavirus en Nueva York

Los gatos son más susceptibles a tener COVID que los perros

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

90.816326530612% Me interesa
7.1428571428571% Me gusta
1.0204081632653% Me da igual
0% Me aburre
1.0204081632653% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario