LMNeuquen Rincón

De brillar ante Newell's a mensajero del pueblo en Rincón

El arquero Gustavo Fievet la pelea con el delivery mientras espera la vuelta del fútbol. "El frío te parte y hay riesgos con la moto", señala a LM Neuquén.

Lunes gris , lluvioso y con muy baja temperatura en Rincón. No hay abrigo que alcance para enfrentar tanto frío. Menos si la jornada transcurre arriba de una moto. Ni los perros se animan a encarar tan temprano la calle bajo ese clima hostil y escenario deprimente. Pero así como no le temió a los delanteros estrellas de Newell’s en aquel histórico partido por Copa Argentina en el que se atajó todo pese al 0-2 final, Gustavo Fievet ahora desafía las condiciones del tiempo y a su propio destino.

Soñó con dar el salto al fútbol grande y no estuvo tan lejos luego de aquella labor en la que lo elogió toda la prensa nacional y hasta los jugadores leprosos. Pero no ligó y hoy la rema en su querida Rincón de Los Sauces con los deliverys para ganarse el pan de cada día, mientras espera que pase la pandemia, vuelva el fútbol y Fernández Oro, su último club, lo convoque nuevamente.

Te puede interesar...

“Tengo motito y reparto en una caja. Llevo comida, artículos de limpieza, lo que venga. Cobro entre 50 y 100 pesos el mandado pero acá me conocen todos, me llaman y el que puede, me da más. Arranco a la mañana hasta las 10 de la noche más o menos”, explica el protagonista de esta historia de esfuerzo.

Arquero-Rincón-Newells-2.jpg

Sabe que se expone a las heladas invernales pero también a los riesgos de accidentes, que no son pocos. Sin ir más lejos, viene de sufrir uno del que aún no se repuso del todo. Pero hay que seguir. “Ando en una Hondita. Es muy duro, trato de abrigarme lo que más puedo pero el viento helado te parte la cara, la piel. Y los riesgos están. De hecho, el otro día me caí feo y me lastimé el hombro derecho. Aparte acá en Rincón hay mucho barro y se complica en algunas zonas”, lamenta el nacido en Catriel, que a los pocos años se radicó en la ciudad neuquina.

Por ello lo toma como algo provisorio y para que, por lo pronto, no le falte un plato de comida en la mesa. “Lo que saco es para el día a día, para comer. No quiero bajonearme. Mi sueño es volver a jugar y recién tengo 26 años. He tirado currículum en otros lados así que a la espera de que salga algo mejor porque esto es riesgoso”, explica Gustavo.

Resumen Newell's Old Boys 2 vs Deportivo Rincón 0 // Copa Argentina 2018

De la nostalgia al sueño

“Ese partido con Newell´s por Copa Argentina fue el mejor de mi vida por la trascendencia, capaz en otros incluso me lucí más pero por la calidad del rival, por los elogios de todos, fue algo impresionante. Muchos aún me hablan de la que le saqué al ángulo al portugués Leal, que le pegó tres dedos y de todas las que tapé me quedo con esa”, recuerda un momento único, inolvidable para él.

Labor que casi lo catapulta a otras categorías más importantes pero el ansiado traspaso no llegó. “Pensé que podía darse algo lindo a partir de ahí en mi carrera, de Nacional B o de Federal A, estaba muy ilusionado. Hubo muchos llamados, sondeos, pero nunca se dio”, asegura Fievet con un dejo de tristeza pero sin resignarse.

Otro golpe fue la manera en que se alejó del León. “Me dijeron que me quede en 2019 y casi no jugué. Dolió irme así. Apareció San Sebastián, en un partido contra Oro me salieron todas, me pelotearon y ahí me vio el Chala Parra y me llevó a Oro. Agradecido a esa gente, se portaron excelente. Ojalá me llamen para seguir ahí”, destaca. Y, por último, admite. “Uno de mis sueños sería jugar en Cipo, mis abuelos Silvia y José vivieron allá y ella es re futbolera. De ahí me tira el albinegro”.

Arquero-Rincón-Newells.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

54.545454545455% Me interesa
27.272727272727% Me gusta
6.0606060606061% Me da igual
3.030303030303% Me aburre
9.0909090909091% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario