De etiqueta

El artista expondrá en un evento que conjuga gastronomía y buen vino. La muestra "De Gala con Martín Villalba" se presentará mañana en Cipolletti.

Durante los últimos años, el arte de Martín Villalba ha explotado en varios rincones de la ciudad. Algunas de sus obras se pueden apreciar en el Paseo de la Costa, mientras otras lucen como fachada en algunos edificios privados como el de Roca e Irigoyen, en el corazón del centro neuquino. Con su taller en Barda del Medio (su lugar de inspiración para dar vida a esos personajes queribles y viñetescos), el artista nacido en Cipolletti tendrá su noche “De gala con Martín Villalba”, un universo personal, descontracturante, diferente, donde toda persona que llegue mañana a Noble Campo (Fernández Oro y Belgrano, Cipolletti) podrá ver cómo se desarrolla su creación en vivo, además de degustar un buen vivo y alguna sabrosa obra gastronómica.

Casi sin querer y sin imaginarlo, el evento se gestó de forma casual. “Cecilia Macanek me invita junto a su sommelier a una degustación de vinos. Como no pasaba nada, empecé a dibujar unos platos. Primero me trajeron dos y después terminé pintando ocho. Ahí surgió todo, porque sentimos que había algo más. Nos reunimos, salió la idea y luego se prendieron varias bodegas a apoyar fuertemente”, explicó Villalba.

Te puede interesar...

Martín Villalba

Para la performance, que fue declarada por el municipio rionegrino de interés cultural, Tincho dio vida a nuevas pinturas de gran dimensión (algunas superan el metro de alto) y también preparó un corto en el que refleja su intenso de trabajo durante el 2018, además de hacer un recorrido por su arte. “Son una serie de seis pinturas nuevas que comencé en enero. En este caso, la galería será la calle, que estará cortada especialmente para el evento. Son productos de mi pintura que el año pasado desarrollé desde el mural”, adelantó.

20:30 será la apertura de la muestra, declarada de interés cultural por el municipio de Cipolletti.

Martín Villalba

“Los murales me llevaron a las escuelas, a Misiones a intervenir un albergue, al hospital Heller a pintar la sala de Obstetricia, al espacio de Abuso Infantil del Castro Rendón, que es bastante heavy, y este año voy al Garrahan. Se dio una serie de trabajos muy raros porque yo soy un bicho de taller, de laboratorio”, agregó.

Por otro lado, admitió que tiene “una responsabilidad muy grande” por el hecho de que lo propongan “como producto”. “Que la gente pague una entrada para estar conmigo, pasarla bien, me pareció raro y bárbaro a la vez. Me preguntaba ¿quién va querer estar conmigo? Pero por surte ya hay muchas entradas vendidas”, celebró.

Martín Villalba

Según Martín, Silvana Luengo, encargada de la fotografía de la tarjeta de invitación del artista neuquino, fue quien cerró el concepto del proyecto: “Probamos en diferentes locaciones y finalmente me llevó al lago Mari Menuco. Y ahí me cerró todo porque los de la zona somos un poco de todo: agua, alpataco, barda. Después está mi parte elegante, arrogante, rocker, humilde”. “Lo de la elegancia es jugar un poco a sacarse la bermuda por un día y divertirnos”, concluyó Martín.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído