El clima en Neuquén

icon
Temp
87% Hum
La Mañana Becker

De la gloria al infierno: Boris Becker, su peor jugada y a la cárcel

Al ex tenista top que ganó con la misma facilidad que perdió millones de dólares, le decretaron la quiebra, ocultó bienes y ahora va a prisión. Lo tuvo todo, hoy no tiene ni su libertad.

El extenista alemán Boris Becker, ganador de seis torneos de Grand Slam, fue condenado en las últimas horas por la justicia británica a dos años y medio de prisión, tras ser declarado culpable del ocultar activos y bienes cuando se le declaró la quiebra en junio de 2017.

El Tribunal de la Corona de Southwark, al sur de Londres, determinó que Becker escondió sus trofeos de Wimbledon y del Abierto de Australia, varias propiedades y unos 1,8 millones de libras (2,3 millones de dólares).

Te puede interesar...

Al momento de declararse la quiebra, las deudas del ex número uno del mundo se estimaban en unos 50 millones de libras.

La justicia descubrió que el alemán no declaró un apartamento en el lujoso barrio londinense de Chelsea y dos propiedades en su país y también que sustrajo ciento de miles de libras transfiriéndolas a otras cuentas, entre ellas la de su exmujer Barbara Becker y la de su esposa Sharlely Becker, de la que está separado.

Becker, de 54 años, que enfrentaba cargos punibles hasta con 7 años de prisión, fue hallado como responsable de cuatro imputaciones contempladas en la Ley de Insolvencia y absuelto en otras 20 por parte de la jueza Deborah Taylor.

El extenista condenado deberá pasar el primer año y medio en la cárcel, y, a partir de ese plazo, gozará de libertad condicional, informaron medios británicos.

image.png

Quién fue en el tenis

Siempre estuvo al borde de la polémica. Su vida, su carrera, la fama, los escándalos, los divorcios, los cambios físicos incluso estando en actividad. Y ahora la impactante noticia.

image.png

Boris Becker irrumpió en la gran esfera del tenis en junio/julio de 1985. Era “Boom Boom” Becker. Un tenista explosivo. Un monstruo que hoy llenaría las canchas de cualquier Grand Slam, Masters 1000, ATP 500 y ATP 250 o exhibiciones. Aquella vez tenía apenas 17 años y 7 meses. Y de la nada, se le ocurrió ganar Wimbledon. Rey en el All England. El campeón más joven de la historia.

Fue uno de los mejores tenistas de los ochenta y los noventa e integró una era dorada de Alemania junto con la extraordinaria campeona Steffi Graf. Obviamente rendía mejor en canchas rápidas y le tocaba padecer en polvo de ladrillo. Pero ni siquiera la lentitud de la superficie cambiaba su identidad. Era Becker en cualquier cancha. La gente sabía perfectamente qué iba a ver cuando asistía a uno de sus encuentros. Por aquellos tiempos, cuando chocaba con el sueco Stefan Edberg, una delicia de tenista y también “120%” ofensivo, brindaban partidos para el recuerdo. Varios de ellos fueron en finales de Wimbledon. Un deleite en la Catedral.

Becker conquistó en su carrera 49 títulos, seis de ellos de Grand Slam. Tres veces levantó la copa en el All England (1985, 1986 y 1989), dos en el Open de Australia (1991 y 1996) y la restante en el US Open (1989). En total, disputó 10 finales de Grand Slam. Además, logró 13 títulos de los llamados Masters Series (Masters 1000 de ahora) y en 3 ocasiones se adjudicó el Torneo de Maestros. Dos veces ganó la Copa Davis, fue oro olímpico en Barcelona 1992, número 1 del mundo durante 12 semanas y obtuvo unos US$ 25 millones en premios. Eso sin contabilizar los ingresos publicitarios.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario