Del ballet al baile ruso para una fiesta completa

Rusia goleó a Arabia Saudita, dirigida por Juan Antonio Pizzi, por 5 a 0. El local se despachó a gusto ante un rival que dio ventajas defensivas. Yuri Gazinsky, Denis Cheryshev (2), Artiom Dzyuba y Alexsandr Golovin, los goles.

moscú, rusia

La fiesta final para el local no estuvo tanto en la ceremonia de apertura, simple, escueta y dinámica. Llegó después cuando la pelota empezó a rodar. Entonces, el fútbol de Rusia ante Arabia Saudita se recostó en la mitología. Se asemejó a las mamushkas, esas muñecas de madera de que en su interior esconden a otras de menor tamaño, y así un gol fue descubriendo otro y ese a otro hasta llegar al 5-0.

Lo sufrió Juan Antonio Pizzi, uno de los cinco argentinos que dirigen en el Mundial, y lo vivió como imparcial Néstor Pitana, el árbitro del partido que sacó un aprobado en su estreno. Fiesta en el estadio Luzhniki, colmado con 80.000 espectadores.

Te puede interesar...

El vértigo y la potencia de los rusos desnudó los yerros defensivos del los saudíes. Yuri Gazinsky tuvo el privilegio de inaugurar la cuenta de goles de la Copa del Mundo al acertar de cabeza en el minuto 12 tras un centro con rosca del inspirado Golovin, llevando la euforia a las gradas.

La lesión de Alan Dzagoev, quien sufrió un tirón que lo dejó seco en medio de un contragolpe (24), le dio lugar Denis Cheryshev, el hispano-ruso del Villarreal que sobre el cierre de la primera etapa hilvanó un ataque en el que el balón cruzó de derecha a izquierda, donde el extremo sentó a dos rivales con un preciso movimiento y la puso en las redes con un zurdazo.

A continuación, el futbolista de 27 años se tiró al suelo emocionado, borrando en un segundo una temporada sin continuidad por las lesiones, que puso en duda hasta el último momento su presencia en el gran torneo.

En el complemento, media hora después de su primera oportunidad, por fin Arabia Saudita pudo sumar un nuevo acercamiento, pero Taiseer Aljassam no llegó al centro (56). Casi sin fútbol, Rusia impuso de nuevo su poderío físico y técnico. Otra vez Golovin levantó el balón dentro del área y Artiom Dzyuba, en su primera intervención, remató picado de cabeza ganando la posición a su marcador.

Ya en el descuento, Cheryshev completó su doblete con un excelente remate de volea y Alexsandr Golovin, con un tiro libre magistral por el exterior de la barrera, cerró la cuenta.

7-1 La máxima goleada en la jornada inaugural.

El 5 a 0 que logró Rusia es la segunda mayor goleada en un partido inaugural de la Copa del Mundo, tras el triunfo de Italia por 7-1 ante Estados Unidos del 27 de mayo de 1934.

El equipo local, con un juego potente y físico, dio el primer paso y se ilusiona con más.

“Siento vergüenza por lo que pasó”

El estreno con goleada de Arabia Saudita motivó la reacción de su entrenador, Juan Antonio Pizzi, quien aceptó que sintió “vergüenza” por lo sucedido. Fue un partido muy malo. No pudimos competir como queríamos. El equipo rival, sin hacer grandes cosas, nos ganó de una forma contundente. Para jugar una Copa del Mundo hay que adaptarse a la situación, es la única forma”, analizó el ex técnico de San Lorenzo en Argentina. En Chile, donde el entrenador fue muy criticado por no haber clasificado a la Roja al Mundial -tras ganar la Copa América en 2016- estuvieron pendientes del partido de ayer y no bien se consumó la goleada aparecieron las cargadas y los memes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído