El clima en Neuquén

icon
10° Temp
38% Hum

Del césped de La Visera al campo laboral por la crisis

Matías Carrera se volcó a la herrería y Juan Strak, al comercio en Cipolletti. Es la realidad que le tocó a la mayoría de los que se desempeñan en el Federal A.

En el mundo del Federal A, la media de sus protagonistas no alcanza el sustento económico de salvación con el que se fantasea desde afuera del fútbol, más allá del valor de hacer lo que los apasiona. A los juveniles de las plantillas que la pelean desde abajo y buscan sus oportunidades todo suele sucederles en cámara lenta, y si al proceso natural de las cosas lo atraviesa la crisis por una pandemia como esta, la carrera de obstáculos se torna aún más difícil.

Desde marzo se multiplican los emprendimientos y labores extradeportivas de los futbolistas, que le han quitado horas al descenso ideal, días a la rutina de musculación o repeticiones a las pasadas cronometradas. Se trata de subsistir y esperar que todo pase para volver a empezar.

Te puede interesar...

En Cipolletti, Juan Strak y Matías Carrera han sido de los últimos en lanzarse a nuevos emprendimientos personales, cruzadas laborales mientras la pelota sigue detenida.

El mediocampista se ha asociado con su padre, el recordado Ruso Juan Enrique Strak, en el comercio y distribución de fiambres.

Carrera, de los nombres genuinos del Albinegro con mayor proyección deportiva del último plantel, sorprendió con sus habilidades de herrería.

Diseño

De manera autodidáctica, Carrera contó que se enganchó con un programa de TV que diseñaba cosas y se encendió.

"Entrenaba y la verdad es que me queda mucho tiempo. Comencé copiando de a poco y fui avanzando sólo. Los tutoriales me ayudaron muchísimo, hasta que para el Día del Padre me largué con un chulengo para mi papá", relató.

La obra es una de las cartas de presentación en su instagram comercial: @mc.blacksmith y el boca a boca de redes sociales comenzó a hacer su trabajo.

Matías Carrera

"Con mi novia nos emprendimos. Ella maneja todas las publicaciones y yo voy haciendo. Tengo discos, parrillas y ahora me estoy atreviendo con las rejas y portones", describió el lateral derecho.

La casa de su abuela, en el barrio Don Bosco, se convirtió en un taller provisorio y hacia allí parte todas las tardes de esta cuarentena a trabajar.

"Jugar es mi prioridad y estaba ilusionado con lo que pudiera pasar en este próximo mercado de pases, pero la categoría está paradísima y algo hay que hacer", reconoció el cipoleño.

Así fue que su celular no sólo comenzó a sonar por culpa de los representantes, sino también de los potenciales clientes. "La gente pide presupuestos y a medida que se van completando cosas, las vamos subiendo para vendernos mejor", contó con una sonrisa, estimulado por este nuevo desafío que lo mantiene ocupado y ayuda a superar el condicionado momento económico de la familia.

image.png

-> Son parte de la base del Cipo 2021 que se viene

Tanto Matías Carrera como Juan Strack son de los pocos nombres del último plantel que continúan vinculados de manera directa con el Club Cipolletti.

Ambos tienen contrato profesional y desde el fin de la competencia solo perciben el salario mínimo de la categoría y por eso también decidieron lanzarse al mercado laboral en la ciudad.

Para el día de la vuelta a los entrenamientos deberán repartir sus jornadas para la doble función, pero ni siquiera hay fecha cierta para que esto suceda en el corto plazo.

Lo único que el Albinegro tiene por delante en el 2020, hasta tanto no se decida lo contrario, es el cruce por Copa Argentina ante Colón que aún no se ha bajado de la cartelera nacional. Pero con las puertas del club cerradas desde marzo, muchos de sus jugadores pusieron manos a la obra en el mercado laboral.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario