Del Tatami al Tatoo: el nuevo oficio del judoca neuquino de oro

Joaquín Burgos, medalla de oro en los Juegos Suramericanos 2017 y de buen papel en los JJ.OO. de la Juventud 2018 tiene un nuevo hobby y oficio, el de tatuador. Igual no abandona el deporte en el que ya triunfa.

Fue campeón hace casi dos años de los Juegos Suramericanos de la Juventud, en Santiago de Chile, en la categoría de 81 a 100 kilogramos cuando tenía 16 años. Derrotó en la final 1-0 al venezolano Ramses Orlando Anselmi Juarez.

Pero el logro más importante para Joaquín Alejo Burgos fue participar hace algunos meses de los Juegos Olímpicos de la Juventud que se desarrollaron en Buenos Aires donde logró el diploma olímpico tras su séptimo lugar.

Te puede interesar...

En este 2019 apareció un nuevo desafío para el judoca neuquino: el tattoo. Sin dejar de lado el deporte, se sumergió en este mundo dejando su “marca” en las pieles de sus clientes.

Ante la consulta de LM Neuquén sobre si era tatuador rápidamente el joven respondió sin titubear y con un “tinte” marketinero: “Así es. Si querés ver mis trabajos te paso mi cuenta de instagram @j23tattoo_”.

“La verdad que fue algo medio loco como comencé con esto. Dibujar siempre me gustó. Este año, unos días antes de cumplir 18, me hice mi primer tatuaje y fue algo que me gustó mucho. A tatuar empecé en febrero y en enero fue mi primer tatuaje (en mí)”, explicó Burgos.

Joaco Burgos

Aprovechando que en este 2019 tendrá pocas competencias, el joven deportista se puso como meta aprender a tatuar y a dibujar.

“Muchos tatuadores con los que he hablado me recomendaron aprender de internet y no hacer cursos. Me ví miles de videos de como empezar con los tatuajes, cuestiones relacionadas con la higiene, dibujos y también hice un curso de dibujo”, aclaró Joaquín, que aprende mucho a través del tatuador español Rodrigo Gálvez y sus videos de Youtube.

Más allá de sumergirse de lleno en este nuevo mundo, Burgos aclara que no deja de lado los entrenamientos de Judo.

Incluso actualmente se encuentra en El Cóndor, Río Negro, en un campo de entrenamiento.

Dentro de este arte, hay algunas especialidades que son del gusto del judoca neuquino para dibujar. “Me llama muchísimo la atención lo que es realismo, tradicional, full color y neo tradicional, pero por el momento me dedico al Blackwork y geométrico”.

Joaco Burgos

Sus dos tatuajes...

Joaquín Burgos ya se hizo tatuar por Joaquín Burgos. “Tengo dos tattoos, un oso polar geométrico full color en el bíceps y un tigre con hojas de arce en el cuádriceps”.

La idea es poder combinar ambas pasiones y llevar, a sus viajes con el Judo, su emprendimiento de tatuajes.

“Sería algo prohibido en algunos campos de entrenamientos y panamericanos pero en otros torneos, como los nacionales, tengo pensado llevar mi negocios y accesorios”. Joaquín Burgos pasó del Tatami al Tatoo.

La opinión de su famosa entrenadora Lorena Briceño

"Me encanta que a los deportistas que entreno puedan cumplir y satisfacer sus otras pasiones, fuera del Judo. Me enteré de su nuevo hobby por compañeros a los que él, tatuó. Incluso, creo que también su mamá, que vive en Buenos Aires, pasó por sus manos artísticas. Siempre le gustó dibujar. Empezó a probar con el tema del tattoo y le gustó. No hay un compañero cercano a él que no haya sido tatuado. Está dejando su huella. Por ahora no me haría un tatoo con Joaco" (risas).

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído