El clima en Neuquén

icon
26° Temp
19% Hum
La Mañana Juegos Epade

Una medalla para Alice: Angélica Liozzi, la campeona que mira al cielo

Perdió a su beba este año, encontró en el deporte una salida. En pocos meses se ganó un lugar en la selección neuquina y logró seis medallas en su categoría talla baja en los Juegos ParaEpade.

Angélica Liozzi es campeona en la modalidad talla baja de los 5° Juegos ParaEpade que se cierran este viernes en Santa Rosa, La Pampa, dónde consiguió seis medallas de oro para convertirse en una de las figuras de la competencia. Con su carisma y carácter se ganó la admiración y respeto de sus compañeros a los que alienta y recibe con un abrazo cada vez que salen del agua haya o no alcanzado una proeza.

Con apenas 19 años, la flamante medallista se reencontró con la natación, un "espacio en el que –confiesa- volvió a recuperar sentimientos, motivación y ganas porque es eso lo el deporte transmite”, aseguró.

La pregunta de rutina para quién van dedicadas las medallas encontró en la respuesta una dolorosa confesión. “Estas medallas van dedicadas a mi hija Alice: ¡Besito al cielo!, dice embargada por la emoción.

“Alice era mi beba que falleció cuando tenía tres meses por una reacción adversa a la vacuna que se aplica en ese período”.

IMG-20231129-WA0011.jpg

Un ángel que guía sus pasos que le dan fuerzas para seguir adelante. “Se las dedico a ella porque es la que me motiva. También para mi hermana Perla, mi tío Fernando y mis seres queridos que me acompañan siempre”, expresó.

“Yo empecé natación a los ocho hasta los diez años en el Club Alta Barda, pero después dejé de un día para el otro por cosas de la vida”, resumió.

Como le suele ocurrir a las personas con discapacidad, también siente la mirada prejuiciosa de la sociedad. “En lo personal Gracias a Dios no me tocó sufrir discriminación, pero siento que estoy constantemente bajo el ojo vigilante de los prejuicios de la gente y eso se nota. Nunca me han dicho nada, pero las miradas lo dicen todo”, explicó.

“Estoy muy agradecida por haberme encontrado con mi profesor Marcos Zuñiga, que fue el que me motivó para retomar algo que me encanta. Hace dos meses que empecé, clasifiqué para los Juegos Epade y ahora obtengo estos logros”, resaltó.

IMG-20231129-WA0010.jpg

“Me voy con mucha satisfacción de estos Juegos por los logros. Por suerte los nervios del principio se convirtieron en adrenalina que ayudaron a tener estos puestos”, destacó.

La natación fue como un cable a tierra para superar momentos duros y recomienda el deporte porque en mi caso me pude superar a mí misma. El deporte es superación, poder convencerme de que puedo lograr más y no ser una chica conformista”, destacó.

“Estoy en el colegio secundario, cursando el segundo año en el CPEM 62 y quiero ser abogada que es algo que me gusta y también –aclara-, seguir con la natación” una actividad en la que encontró un espacio para volver a creer y sentir la vida.

“El deporte es un buen camino, por eso, si tengo que aconsejar a alguien es decirle que sean ellos mismos, que persigan lo que les apasiona y motiva”.

Los Juegos Epade en ese sentido “están buenos porque podemos ser nosotros mismos. Sin estar bajo presión, podemos ejercer nuestras mejoras. El deporte me ayudó a distraerme y más que nada el equipo que somos”, afirmó.

Angélica se desborda de emoción cada vez que sube al podio a recibir su premio, el aplauso y el cariño de sus compañeros. En cada medalla que acarician sus pequeñas manos cabe el cielo en el hoy habita Alice.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario