LMNeuquen Cutral Co

Detuvieron a cuatro jóvenes por el crimen del cabo Nahuelcar

Hubo allanamientos en Cutral Co a primera hora a pedido de la fiscalía. El lunes serán acusados por el asesinato del policía.

Dos hermanos y otros dos amigos fueron detenidos en el marco de la investigación por el crimen del cabo Juan Gabriel Nahuelcar, que serán acusados por el hecho y que se suman a José Luis Espinoza, quien está con preventiva desde enero. Nuevos elementos de prueba condujeron a la fiscalía a concretar las detenciones y se espera que este lunes, les formule cargos a todos por homicidio, aunque resta conocer el grado de participación de cada uno.

Este domingo a primera hora se realizaron varios allanamientos en los barrios Nehuen Che y Peñi Trapún, con el objetivo de detener a los cuatro jóvenes sindicados por participar del crimen ocurrido el 1º de enero de este año.

Te puede interesar...

De acuerdo a la información que se tiene hasta el momento, Nahuelcar junto con sus compañeros del SEM (Servicio Especial Motorizado) de Cutral Co habían acudido ante unos incidentes y fue allí que fueron atacados. El cabo recibió un tiro en la cabeza que le atravesó el casco de protección y falleció en el Policlínico de Neuquén capital, tras una agonía de varias horas.

Con nueva información obtenida en el marco de la investigación, que nunca se cerró a un solo detenido, la fiscalía logró reunir más elementos de prueba y determinar quienes eran los involucrados en el ataque a los policías.

Así, ayer se detuvo a los hermanos Miguel Ángel “el Tuerto” Díaz y Walter Díaz, Lautaro Campos y José Adrián Culliqueo. A los cuatros se les formulará cargos por el crimen el lunes al mediodía, con lo que la causa podría tomar un nuevo giro.

Embed

Cabe recordar que a la fecha, el único acusado es José Luis Espinoza, de 19 años, quien cayó tras 61 horas de intensa búsqueda. Fue detenido en un puesto rural en la zona de Challacó, cuando intentaba escapar de la comarca petrolera. Es que tuvo un enfrentamiento con la policía y en un forcejeo su arma se disparó y le provocó una lesión en la zona abdominal que casi le cuesta la vida.

Finalmente, tras un par de días internado, fue dado de alta y acusado por homicidio triplemente agravado, por ser cometido contra un miembro de la fuerza policial en ejercicio de sus funciones, por el uso de arma de fuego y por alevosía. Además, se le impusieron seis meses de prisión preventiva, que cumple en la U11, alejado del resto de los internos condenados.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

7.4468085106383% Me interesa
87.58865248227% Me gusta
2.4822695035461% Me da igual
0.70921985815603% Me aburre
1.7730496453901% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario