Doce detenidos por sacrificar animales en un rito umbanda

Unos doce integrantes de una secta de origen afrobrasileña fueron detenidos en las últimas horas por la Policía Metropolitana que los sorprendió en medio de una celebración umbanda que incluía el sacrificio de animales, en una vivienda del barrio porteño de La Boca.

En el allanamiento realizado en la vivienda de la calle Olavarría 1045 por personal del área de Investigaciones de la Comuna 4 se secuestraron cuchillos, chairas, sables, espadas, gancheras, jarrones con sangre de animales recientemente sacrificados y más de 10 bolsas con restos de cabritos, gallinas, perros y gatos.

Durante el procedimiento, en el santuario de esta secta umbanda, se detuvo a 12 personas que se encontraban en pleno ritual religioso, indica hoy un matutino porteño.

La investigación comenzó por orden de la Fiscalía en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nº 29, a cargo del doctor Aníbal Brunet, ante denuncias de vecinos, que escuchaban regularmente fuertes gritos y alaridos.

Por este motivo ordenó a la Policía Metropolitana iniciar las tareas de campo correspondientes, con el objetivo de identificar si en un domicilio del barrio de La Boca se estarían realizando sacrificios con animales, por parte de una secta umbanda, delito penado por la ley 14.346, de Protección Animal.

Una vez llevadas a cabo las tareas de investigación, a través de fotografías, filmaciones y seguimientos, se pudo comprobar que eran ingresados al lugar diferentes animales en jaulas.

Los investigadores constataron que los mismos eran posteriormente asesinados y mutilados en sacrificio durante las reuniones donde se practicaban estos ritos.

Finalmente, el área de Investigaciones de la Comuna 4, con la presencia del doctor Aníbal Brunet, llevó a cabo el allanamiento, en el cual se realizaron las detenciones de los 12 imputados y se secuestró gran cantidad de restos de animales descuartizados.

Todos los detenidos fueron trasladados a la Comisaría Comuna 4, donde quedaron a disposición de la Justicia.

"La intención de los sacrificios es devolver la fuerza espiritual, por lo que se hacen ofrendas naturales, que tienen parte de esta sabiduría, verduras, frutas o sangre animal", según explicó Alejandro Frigerio, antropólogo del Conicet.

"Los matan, los degüellan. Es un momento de circulación de energía muy fuerte, la gente que está preparada lo ve y participa de est. Esto se hace sin que el animal sufra. Si sufre, el ritual se invalida y no es lo adecuado", agregó.

Sobre el sacrificio a animales, dijo "creen en las ofrendas materiales y la sangre de animales para recuperar energía. Luego se come a los animales. Se ofrenda la cabeza frente al altar y eso se despacha a la naturaleza, se entierra, por ejemplo. El animal se cocina y se come".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído