Dos acusados por un frustrado robo a una rotisería

A punta de pistola intentaron llevarse la caja, pero el comerciante reaccionó y los echó a empujones.

Neuquén. “¿Cuál es el precio de la hamburguesa?” fue la pregunta que habría escuchado el dueño de una rotisería del barrio Islas Malvinas antes de ser apuntado por tres delincuentes que intentaron asaltarlo, mientras un cuarto hacía de campana en el auto de su madre. Ahora, a cuatro meses del frustrado robo luego de que el dueño se defendiera, la Justicia acusó a dos de los jóvenes y dictó el pedido de captura para un tercero.

El miércoles se realizó una audiencia en la que el juez Mauricio Zabala avaló parte del pedido de la fiscalía y acusó a Oscar Mardones y Kevin Casanova, de 23 y 21 años respectivamente, por tentativa de robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego y por ser en poblado y en banda, y tenencia de arma de fuego. En cuanto al primero, quien se encontraba fuera del local haciendo de campana en un Volkswagen Senda, que su madre utiliza para que el hermanito pueda realizar tratamientos médicos (ver aparte), fue acusado en calidad de partícipe necesario.

Respecto de la situación procesal de los dos restantes, uno es un adolescente de 16 años, mientras que el otro, de apellido Arias y de 20 años, fue declarado en rebeldía y se solicitó su pedido de captura por no asistir a la audiencia.

El hecho ocurrió el 4 de enero, alrededor de las 22:50, cuando Casanova, Arias y el adolescente ingresaron al local ubicado en Antártida Argentina al 2000, del barrio Islas Malvinas, donde se encontraba el dueño y su pareja.

Tras la consulta de uno de los delincuentes por el precio de una hamburguesa, el propietario se vio apuntado con armas de fuego y comenzaron a exigirle la recaudación del comercio. A pesar de la clara amenaza, el dueño se defendió y reaccionó empujándolos hacía afuera de la rotisería, lo que le valió un golpe en la cabeza con la culata de un arma que le provocó una lesión.

Finalmente, los jóvenes salieron corriendo del local y se subieron al auto en el que los esperaba Mardones. Dos cuadras después y en contramano, fueron detenidos por personal policial que se encontraba patrullando la zona. En ese instante, Arias y Casanova descendieron del vehículo sin poder escapar, mientras que el conductor y el adolescente no alcanzaron ni siquiera a bajarse.

Luego, una vez que el Senda fue secuestrado y requisado, se hallaron en su interior una pistola 9 milímetros y un revólver calibre 22 cargados.

Uno de los sospechosos fue declarado en rebeldía y se solicitó su captura.

Devuelven el auto a los ladrones para proteger a un niño autista

En la audiencia, la defensora Belén Rodríguez solicitó la restitución del Volkswagen Senda secuestrado en la causa, ya que detalló que es utilizado por la mamá de uno de los acusados para trasladar a su hijo de 6 años que recibe tratamiento por autismo.

Al respecto, el magistrado explicó que si bien puede mantenerse el secuestro del vehículo, en la particular circunstancia del caso se debe tener en cuenta la protección del niño, por lo que corresponde la restitución. “Por esa exclusiva causa hago lugar”, expresó el juez Zabala y avaló el pedido de la defensa.

LEÉ MÁS

Motochorros se alzaron con $7 mil de una rotisería

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído