Dos neuquinos que hacen historia a puro esfuerzo en el Mundial

Emilio Mansilla y Carlos Campos, campeones de pesas en Hungría, la luchan en la vida cada día.

Martín Gamero

gamerom@lmneuquen.com.ar

Neuquén. “El powerlifting es el levantamiento de potencia en nuestro idioma. Está compuesto de tres disciplinas: sentadilla, fuerza en banco y despegue”, define al deporte en el que brilla Emilio Mansilla, flamante campeón del mundial que se disputa en Eger, al norte de Hungría.

En el país europeo se encuentra otro coterráneo dejando bien alta la bandera de Neuquén: Carlos Campos.

El año pasado Mansilla se había consagrado en el mundial de República Checa y ahora volvió a reinar en la modalidad equipo. Mientras que para Carlos es su primer título en un certamen ecuménico. “Competir con otro neuquino es bueno para darnos contención estando tan lejos de casa”, afirma Mansilla.

Por su parte, Campos destaca: “Para mí es un gran gusto compartir el tablado con un atleta de mi misma ciudad a pesar de ser de diferentes categorías: Emilio es Open y yo Master”.

"Competir con otro neuquino es bueno para darnos contención estando tan lejos de casa".Emilio Mansilla. Repitió este año la hazaña de 2017 en República Checa.

"Se hace muy difícil económicamente sin ayuda. Tengo gastos desde el entrenamiento y la indumentaria”.Carlos Campos. Logró en Hungría su primera conquista mundial.

Ambos se iniciaron casi al mismo tiempo en el deporte. “Comencé en 2004 después de una instrucción militar que tuve en el ejército, cuando era soldado voluntario”, explica Mansilla mientras que Campos resalta: “Arranqué en el 2006 en un gimnasio de Plottier”. El esfuerzo es muy grande. “Ensayo lunes, martes, jueves y viernes. Esto tiene que ver con darle a mitad de semana descanso al físico ya que los ejercicios que hago son muy desgastantes”, subraya Mansilla.

Al ser un deporte amateur cada uno tiene su trabajo. Emilio, más de 50 veces campeón regional, es encargado de un edificio y entrena luego de su horario laboral. Carlos, campeón argentino de powerlifting en 2010, es policía retirado y actualmente labura en un lavadero de autos, en la seguridad y custodia personal. Todo esto lo hace para paliar los gastos de entrenamientos, entre otros.

A Carlos le resta competir en Powerlifting RAW (hoy), banco RAW y banco (mañana) y despegue (domingo). En tanto, Mansilla tendrá por delante la modalidad sentadilla con equipo hoy y con despegue con equipo mañana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído