El básquet tendrá una gran Manu olímpica

Ginóbili le dijo sí al DT Sergio Hernández y confirmó que estará en los Juegos de Río.

Buenos Aires
El feriado por la celebración del Jueves Santo presagiaba un día tranquilo en la vorágine habitual de noticias, pero Emanuel Ginóbili rompió las reglas como una bomba de esas que suele tirar desde ángulos complicados para deleite de sus seguidores. Confirmó, luego de meditarlo mucho, que estará a disposición del entrenador Sergio Hernández para jugar los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en Brasil.

Con él, la selección argentina se potencia y se llena de ilusión. Es que su presencia contagia optimismo y también quizá anime a otros integrantes de la Generación Dorada (Pablo Prigioni o Carlos Delfíno, por ejemplo) a imitarlo.

Manu anunció ayer que vestirá la camiseta de la Argentina en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 que se desarrollarán entre el 5 y 16 de agosto próximos, a través de un comunicado al entrenador del seleccionado, Sergio Hernández, que dio a conocer la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB).

"Felices de anunciar que Manu Ginóbili le comunicó al DT Sergio Hernández que estará disponible para los Juegos Olímpicos de Río", publicó la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) en su cuenta oficial de la red social Twitter.

El crack nacido en Bahía Blanca hace 38 años, que ganó cuatro anillos con San Antonio Spurs en la NBA (2003, 2005; 2007 y 2014), respondió en forma afirmativa a la Oveja Hernández, quien lo llamó para convocarlo.

"Ginóbili es un emblema. Bienvenido, Manu. Y a disfrutarlo ahora", manifestó el entrenador.
En tanto, el presidente de la CABB, Federico Susbielles, se expresó en la misma sintonía que el director técnico.

"Lo recibimos con naturalidad y alegría. Es muy importante su presencia y su aporte", se entusiasmó el dirigente.

El seleccionado nacional iniciará su preparación rumbo a Río de Janeiro el 1 de julio próximo. A mediados de julio viajará a Las Vegas.


OPINIÓN
Cambia todo el panorama
Leo Montero, Periodista y experto en básquet

Que Manu haya dicho que sí cambia todo el panorama. El de nuestro equipo, de los rivales -que van a estar preocupados por él- y el panorama mundial. Lo que genera Ginóbili es increíble. Teníamos más deseo y presentimiento que información concreta porque en realidad nadie confirmaba que Manu iba a jugar. Pero todos los que estamos en el básquet sabemos que él ama los Juegos Olímpicos por encima de los mundiales, con lo cual intuyo que despedirse de la selección argentina como no pudo hacerlo en el Mundial de España en los juegos es un tema importantísimo para su carrera. Y para todos nosotros, ni hablar. Estamos felices de que pueda tener una despedida del básquet a lo grande como se merece independientemente del resultado, vistiendo la camiseta Argentina y en otro Juego Olímpico en Brasil, nada menos. Esto lo digo más como fanático que periodista de básquetbol. Con él tenemos un equipo mucho más fuerte y más potente, para enfrentar a Lituania, España o Brasil, que son equipos duros. Ojalá que en la volteada se sume Prigioni nuevamente y capaz que Delfino pueda estar, o el Gringo Herrmann, para seguir potenciando el equipo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído