El bebé lloraba y lo mató

Un joven de 21 años está preso tras confesar el crimen de su hijastro.

La muerte de un bebé de un año y ocho meses conmocionó a la localidad santafesina de Villa Gobernador Gálvez y por este hecho fue detenido e imputado por homicidio el padrastro del pequeño, quien, según su confesión, lo asesinó porque se cansó de escucharlo llorar. Brian F., de 21 años, está preso con prisión preventiva. En un principio había dicho que tenía al niño en brazos y que este se le cayó y se golpeó contra el suelo. Sin embargo, al ser indagado por la Justicia, el hombre cayó en varias contradicciones y en ese contexto terminó reconociendo el crimen.

La acusación de homicidio simple en su contra hecha por la fiscal Georgina Pairola está basada en los resultados preliminares de la autopsia que se hizo sobre el cuerpo del niño. En este informe forense se indica que sufrió más de dos golpes y que la causa de la muerte fue una hemorragia masiva abdominal por traumatismo abdominal y estallido de hígado, lo que dio por tierra la posibilidad de que todo esto haya sido ocasionado por una simple caída al suelo desde una altura de más de un metro (a pesar de que, en caso de haber sido así, el golpe también lo podría haber matado).

Te puede interesar...

El bebé, llamado Josué Funes Zárate, había sido llevado de urgencia al Hospital Gamen de Villa Gobernador Gálvez y el diagnóstico inicial hablaba de un fuerte golpe en el cráneo, moretones en la cara y un corte en la frente. Lo llevó su mamá, Noelia, de 20 años, quien convivía con su pareja, Brian. En la guardia lo intubaron y le realizaron reanimación cardiopulmonar avanzada durante 40 minutos, aunque no lograron salvarlo.

Esta muerte afectó profundamente al humilde barrio San Enrique, donde vivía el bebé. Y los vecinos no sólo apuntaron contra el padrastro sino también contra la propia mamá del nene. Según publica el diario rosarino La Capital, los residentes de San Enrique hablaron de “descuido” hacia el niño por parte de ambos adultos, quienes, según relataron, “tienen problemas de adicciones”.

Esta versión fue refutada por el entorno familiar quienes no salen de su asombro por la actitud de Brian que, según afirman, “adoraba a Josué. No entendemos qué fue lo que pasó. Estamos conmocionados, no nos cierra que le haya hecho eso. Aunque si fue él quien lo mató, queremos que lo pague”. Otros allegados a la familia salieron en defensa de Noelia ante las acusaciones de sus supuestas adicciones a las drogas. “Se están diciendo giladas, muchas cosas que no son. Se dijo que mi hija es una falopera, y nada que ver. Todos estamos asombrados por lo que sucedió porque Brian mostraba adoración por mi nieto”, contó serio y enojadísimo el padre de Noelia. Según un tío de la joven, “Brian tiene algún problema psicológico. No es un pibe muy lúcido y nunca se hizo tratar. Tuvo problemas con el alcohol, aunque desde que está con mi sobrina había dejado de tomar”, destacó el hombre.

La anterior pareja de Noelia, papá biológico de Josué, golpeaba tanto a la madre como al hijo y ese fue el motivo de la separación y de que la Justicia le impusiera una restricción de acercamiento.

--> Se abstuvo de declarar ante el juez

Ayer se celebró una audiencia en el Centro de Justicia Penal de Rosario que fue presidida por el juez de garantías Mariano Aliau. Ahí se decidió la prisión preventiva para Brian F., el padrastro del niño, quien es defendido por un abogado público (Juan Ignacio Bazet) quien le recomendó que no prestara declaración ante la fiscal, Georgina Pairola, y el juez. La audiencia duró menos de 30 minutos y en ese lapso no se pudo precisar con exactitud cómo transcurrieron los hecho que llevaron a la muerte de Josué, a pesar de que ante la Policía, Brian había admitido su culpabilidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído