El clima en Neuquén

icon
Temp
74% Hum
La Mañana blue

El blue sigue batiendo récords y el dólar "puré" es la opción de inversión

Cerró la semana en $ 209,5, apenas a un paso del récord de $ 210 alcanzado a fines de 2021. En este escenario, ¿cuán redituable es hoy hacer "puré" comprando dólares en el oficial para venderlos luego en el paralelo?

El dólar blue se incrementó $1 el viernes y cerró en $209,5 para la venta, con lo cual quedó apenas cerca de su récord de $210 alcanzado a fines de 2021 y su brecha con el oficial mayorista ronda poco más de 101% y 91% con el oficial minorista.

Así, su cotización del dólar blue se recuperó de las baja que había registrado en las jornadas anteriores, luego de algunas semanas en que venía con altibajos entre los $206 y los $209 y con la brecha siempre en alrededor del 100% con el mayorista.

Te puede interesar...

Por esta elevada brecha entre el dólar blue y el oficial, muchos inversores aprovechan para hacer "dólar puré", que consiste en comprar los US$200 mensuales permitidos en el mercado minorista oficial para luego venderlos en el paralelo. Con un dólar ahorro (incluye un 30% del impuesto PAÍS y 35% a cuenta de Ganancias) que cotizaba a mitad de semana a $179,83 y un blue que rondaba los $208,50, la ganancia obtenida por el “puré” es de $4.934.

Según varios analistas, el blue debería costar más de $220, que es el dólar de equilibrio que daría el último cierre de balance del Banco Central. Esto sumado a que la emisión monetaria para financiar el déficit fiscal podría traer un atraso cambiario si se acelera la inflación. Además, consideran que un eventual acuerdo con el FMI debería ponerle un techo de crecimiento al blue de entre $45 y $50, es decir entre $255 y $260.

El dólar blue cerró la semana a $209,50, algunos analistas creen que debería costar 220 pesos

Entre las causas de la suba, además de los desequilibrios internos y la falta de credibilidad en el Gobierno, los analistas mencionan que los inversores siguen buscando cobertura en un escenario donde la suba de tasas que ocurrirá en EE.UU. implica un serio desafío para los emergentes.

En el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que el Banco Central hizo en diciembre, los economistas privados elevaron las proyecciones de inflación y de devaluación para 2022.

Los especialistas redujeron sus estimaciones de aumento en el tipo de cambio entre enero y mayo, pero anticiparon una aceleración en el ritmo de ajuste para la última parte del año. Sus expectativas indican un dólar oficial mayorista a $163,74 para diciembre, lo que implicaría una devaluación anual del 60,7%, mayor que el 55,3% estimando en noviembre.

En este escenario, y para darle una señal de confianza al FMI, el Banco Central intenta darle más valor a los pesos subiendo las tasas de interés de las Letras de liquidez (Leliq) dos puntos porcentuales, lo que impulsa hacia arriba la tasa de los plazos fijos.

Pese a que la tasa de los plazos fijos pasó de 37% a 39% para las plazos minoristas, estas operaciones seguirán teniendo un rendimiento negativo frente a la inflación de 2022, que según el REM llegará al 54,8%.

Las colocaciones minoristas, que hasta antes de la medida tenían un tope de $1 millón, ahora se elevan a $10 millones como techo y la tasa saltará de 37 al 39%. Para las mayoristas, que traspasan ese umbral, la tasa mínima será de 37%.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario