El campeón cayó de pie ante su sombra blanca

River quedó eliminado de la Sudamericana. Remontó un 2-0 pero no alcanzó. El Globo, que volvió a amargarlo, define ante Santa Fe.

Buenos Aires

El Globo no se pinchó y Huracán se convirtió en el segundo finalista de la Copa Sudamérica, después de vencer 3 a 2 en el resultado global a River en Parque de los Patricios, y se metió en la primera final continental de su historia. El Millo tuvo un primer tiempo para el olvido, pero cambió su imagen en la segunda etapa. El campeón de América se despidió con dignidad.

Huracán fue uno de los pocos equipos que complicó al River de Marcelo Gallardo y el que le quitó cosas importantes, como la Supercopa Argentina y, anoche, el pase a la final sudamericana.

Pero los de Núñez fueron vulnerables y les costó una eliminación internacional. Huracán, más concentrado, tardó dos minutos en encontrar los espacios débiles de River. Como si la presión la tuviera el local, el Globo inició la revancha bien adelantado, con la última línea pocos metros detrás de la mitad de la cancha. En la primera salida fallida de River, a Ramón Ábila le llovió un centro en el área y solo, confundió a la defensa y a Barovero, quien terminó sacando la pelota a medias, dejándole servido el remate a Patricio Toranzo, quien pese a su pasado riverplatense festejó a pleno el gol.

Mientras River intentaba volver a su plan inicial, sin resolver los problemas en el fondo, la primera chance del equipo de Gallardo fue a los 8 minutos, con un cabezazo de Lucas Alario a las manos de Marcos Díaz. Al campeón de América lo abrazó la impaciencia, tomó malas decisiones, careció de sorpresa, de un líder en ataque y sobre todo de creatividad e ingenio para construir opciones ofensivas.

A los 25 minutos, Ábila volvió a tener un mano a mano con Barovero y, como en el primer gol, el arquero salió mal y el "9" lo superó por arriba.

Con centros cruzados, algunos a la nada misma, River buscó a Alario, al que, con más fastidio que ideas, no le llegó ninguna clara, mientras que Rodrigo Mora no influyó en el juego de su equipo.

En el complemento, Gallardo mandó al campo de juego a Gonzalo Martínez y a Camilo Mayada, para refrescar la memoria del último campeón de la Copa Sudamericana.

Con menos libertad que en la primera etapa, pero aprovechando la urgencia del Millo, el Globo siguió complicando a Barovero, que a los 11 minutos le tapó un mano a mano a Mauro Bogado. Con el resultado global de 3 a 0 a favor, Huracán perdió a Cristian Espinoza, quien dejó el campo de juego llorando del dolor por un golpe en el tobillo.

A los 24 minutos, Mora le dio el primer descuento a River. El uruguayo sacó un remate desde la izquierda y lo clavó en el ángulo del segundo palo de Díaz.

Huracán sintió el impacto del gol y bajó la intensidad de juego. En el mejor momento de los de Gallardo, Alario tuvo su chance a los 30 minutos, pero perdió frente a Díaz. Mora no falló cinco minutos después y marcó el segundo descuento visitante, definiendo por abajo ante la salida del "1" de Huracán.

River siguió yendo y Alario volvió a tener una parecida, pero esta vez definió por encima del travesaño. Sin Sánchez (expulsado), River tuvo la última en los pies de Mora, pero el delantero charrúa sacó un remate desviado. Al Millo le faltó tiempo y se acordó tarde de su esencia.


Se filtró en la web la nueva camiseta
Buenos Aires
Por las redes sociales circuló ayer una imagen de la que sería la nueva camiseta de River para el 2016. En realidad, se trata de la casaca alternativa que usaría el conjunto millonario en la próxima temporada. El color que predomina es el Rojo y una franja blanca recorre el pecho (ver foto de arriba).

En líneas generales, es un atuendo algo similar al que usó el Millo anoche en la cancha de Huracán en el empate y eliminación ante los de Parque Patricios.
En general, no contó con demasiada aceptación en internet.

Banderazo
Horas antes de la revancha por las semifinales de la Sudamericana, varios simpatizantes se acercaron al Monumental para alentar y dar apoyo a los jugadores. Fueron centenares y se hicieron oír en pleno Núñez. Y no faltaron las banderas de Japón. Sin embargo, el aguante no dio resultados, ya que el conjunto millonario hizo poco en el Tomás Ducó y quedó eliminado de la Copa Sudamericana, en la que ya no podrá retener el título.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído