El cirujano que les salvó la vida a dos ex presidentes

Hurtado Hoyo recordó sus operaciones a Alfonsín y De la Rúa. Estuvo en la región participando de la celebración por las 5 mil cirugías del Instituto Cardiovascular del Sur y en las Primeras Jornadas de Física Médica de la Patagonia.

NEUQUÉN - Quizás su impresionante trayectoria haya sido el factor principal que hizo que, ante una grave emergencia, el Estado pensara en el cirujano Elías Hurtado Hoyo para operar al ex presidente Raúl Alfonsín, que había sufrido un accidente de tránsito a fines de los años 90 en las cercanías de General Roca.

“Volamos en un avión sanitario que sólo tenía tres lugares, me acompañaron el cardiólogo de Alfonsín y un reconocido cirujano abdominal, porque yo me especializo en cirugía de tórax”, explicó el profesional nacido en España pero que en su juventud emigró a Argentina. Agregó que fue el encargado de hablar con la prensa sobre la salud del ex mandatario.

Destacó la labor de los médicos locales que lograron estabilizar a Alfonsín y aclaró que distintos motivos los llevaron a decidir el traslado del ex mandatario a Buenos Aires. Sin embargo, recordó que tuvieron algunos sustos en el vuelo de regreso, cuando tuvieron que posponer el aterrizaje por cuestiones de seguridad.

El reconocido cirujano también operó en tres ocasiones al ex presidente Fernando de la Rúa. “La primera vez fue en 1999, pero ahora puedo decir que está libre de enfermedades orgánicas y en muy buen estado de salud”, destacó.

En el marco de las actividades por el Día Mundial de la Salud, que se celebró ayer, la región recibió la visita del reconocido cirujano, que es presidente de honor de la Asociación Médica Argentina y tiene una nutrida trayectoria como profesional con más de 60 años dentro de los quirófanos.

Operacion Nº5000 en Clinica de Imagenes (51).jpg

De formación en el interior del país, Hurtado Hoyo estudió en la Universidad de Buenos Aires para ser médico rural. La ciudad terminó por atraparlo y fue allí donde desarrolló la mayor parte de su carrera, que transcurrió sobre todo en el sistema público de salud.

Desde 1971, el médico comenzó a desempeñar el papel de jefe de cirugía en distintos hospitales públicos porteños, por lo que asegura que fueron cientos de miles las personas que fueran operadas bajo su responsabilidad.

Entrevistado en LU5, aseguró que se sorprendió por el alto nivel que presenta la medicina en algunos establecimientos de la región. “Ya había escuchado comentarios sobre lo que se estaba haciendo en Neuquén, pero pude ver en terreno el desarrollo médico, científico y técnico”, sostuvo. El jueves visitó el Centro Oncológico Integral (COI) que funciona en el Parque Industrial de Neuquén, y el viernes y sábado participó de las Primeras Jornadas de Física Médica de la Patagonia.

Operacion Nº5000 en Clinica de Imagenes (40).jpg

En sus seis décadas dentro de los quirófanos, presenció importantes cambios en la medicina y vio la incorporación de nuevas tecnologías y métodos innovadores que mejoraron la calidad de la medicina y redujeron los niveles de mortalidad y el grado de invasión hacia los pacientes.

Aseguró que el cuidado de la salud es responsabilidad no sólo del equipo médico sino de los tres poderes del Estado y de los ciudadanos, que deben ser responsables de cuidar su bienestar y no transmitir enfermedades con la aplicación de vacunas.

Hurtado Hoyo, que conoció a Bernardo Houssay y a René Favaloro, destacó el aporte de los médicos argentinos al avance de la medicina mundial y agregó que, muy pronto, la calidad médica de la región dará que hablar a nivel internacional.

Embed

LEÉ MÁS

Celebran las cinco mil cirugías en el Instituto Cardiovascular del Sur

Físicos se reúnen en Neuquén para combatir el cáncer

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído