El clima en Neuquén

icon
Temp
88% Hum
La Mañana Alianza

El desgarrador testimonio del presi de Alianza en su lucha contra el Covid

Fabián Godoy tuvo lo mismo que Mauro Viale y le dieron 1% de chances. Aún corre riesgos su vida. Vio morir gente que entró como él al Hospital en Cutral Co. Ruega para no perder más seres queridos.

"Pido a Dios que este virus maldito se termine de una buena vez!!! Demasiadas personas queridas se llevó...". El tuit con el desesperado ruego lo escribió en las últimas horas Fabián Godoy, presidente de Alianza de Cutral Co.

Detrás de esa dramática publicación hay una conmovedora historia personal, una heroica lucha de vida por sobrevivir, por vencer a ese "bicho" que lo puso contra las cuerdas pero al que hoy está más cerca de poder derrotar.

Te puede interesar...

Y se lo cuenta a LM Neuquén en un relato desgarrador.

"Tuve el mismo problema que tuvo Mauro Viale. Me agarré Covid e hice un infarto pulmonar, el pulmón se perforó. Eso me tuvo al borde la muerte. Estuve 18 días internado, en ese lapso fallecieron 14 personas a mi alrededor. Nunca me afectó emocionalmente, pero sí en la parte de la tristeza que te da gente que se está muriendo, que está compartiendo la misma sala del Hospital. En mi habitación, vi a uno que lo entubaron y murió y el resto a escasos metros", comienza narrando su pesadilla el titular de la popular entidad de Cutral Co.

"En lo personal me mantuve con muchas fortalezas. De los pulmones estoy recuperado al 98%, no tuve secuelas de ese infarto. Hace dos meses que no tengo Covid pero me produjo una hipertrombosis. Tengo muchos trombos en el cuerpo, coágulos de sangre en arterias secundarias, en los pulmones, en el pecho, en diferentes partes del cuerpo. Me están tratando con anticoagulantes", explica su aún compleja situación.

Pero nada se compara con el día que le dijeron que tenía un "uno por ciento de chances de vida". "Nos dijeron que había un riesgo de vida altísimo, le advirtieron a cara de perro a mi hijo 'tu papá tiene más posibilidades de morirse que de vivir'. Me acuerdo que mi hijo quedó pálido, blanco, no sabía qué decir. Yo les dije, '¿así que tengo un uno por ciento de chances? Bueno, el mes que viene me ven acá'. Yo me imagino un náufrago en el mar que se agarró una tabla que encontró por ahí cerca y se mantuvo hasta llegar a la orilla", recuerda un dramático momento con una gran metáfora.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2FFabianG64143504%2Fstatus%2F1381857324470505475

-> ¿Cómo sigue lo suyo?

"Dentro de 20 días me hacen estudios a ver si con este tratamiento se disolvieron todos los coágulos o casi todos. De ser así, empieza mi alta definitiva. Y en caso que no, tengo tres meses más de tratamiento con altas garantías de zafar. El gran peligro de este cuadro es que si se mueve alguno de los coágulos a una arteria principal te morís en dos minutos. Pero de ánimo cada día mejor", expone el panorama sin dramatizar pero sin subestimar su estado.

-> Cuando un amigo se va

La angustia de Fabián pasa por los que ya marcharon como consecuencia de la letal pandemia. "Fallecieron jugadores de Alianza, gente allegada al club, chicos que vi nacer como Julio Gómez al que conocía desde que estaba en la panza de su mamá. El Bambi Flores, ídolo total, Marcelo Monteseirín, una persona muy apreciada por mí, ex arquero y DT de Alianza y su hijo juega en el club. Falleció mi mamá por Dios, Sergio Valenzuela, una persona que trasmitía los partidos en Radio Municipal y habíamos estado juntos en la hinchada en los inicios, que viajábamos a todas partes en un camión, Margarita Paredes, ex concejal de Añelo y amiga personal. Me olvido de muchos más, seguro. Gente que uno ha apreciado un montón, como el señor Iturbe que vendía mates en la calle Tucumán de Cutral Co. Le fui a comprar un mate para mi hijo y a los tres días me enteré que había fallecido. Todo por este maldito virus. Me olvido de muchos porque la emoción me gana, es triste salir a la calle y saber que ya no están. Por eso ahora espero que otros dos presidentes y amigos, Néstor Mingot de Centenario y Nito Villaba, de Rincón puedan salir adelante", culmina Fabián Godoy con la voz entrecortada.

A todos se nos pianta un lagrimón.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

84.375% Me interesa
3.125% Me gusta
3.125% Me da igual
6.25% Me aburre
3.125% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario