El Día del Hincha de Boca, sin hora ni lugar oficial

Las internas políticas llevaron a cerrar La Bombonera. Igual, hoy habrá fiesta.

Dos semanas atrás, cuando Juan Román Riquelme confirmó su incursión en la política de Boca para sumarse a la lista de Jorge Amor Ameal, estallaron los planes de fin de año en el mundo xeneize.

En menos de 15 días, sus hinchas pasaron a protagonizar la elección para autoridades de un club deportivo más multitudinaria que se recuerde en el país, a la misma velocidad que relegaron los festejos por el 12/12, el Día del Hincha de Boca.

Te puede interesar...

El propio JR tenía previsto para hoy su partido homenaje, pero lo bajó para no entorpecer el clima que se viviría tras las elecciones.

Así fue, porque el lunes mismo Daniel Angelici buscó entregar el mando a Ameal. El ex presidente boquense no quiso, entre otras cosas, porque se le avecinaba el 12/12 y toda su logística.

Así, en medio de un silencio generalizado de parte de los ganadores en las urnas encabezado por el mismo Riquelme, las autoridades salientes confirmaron que La Bombonera no se abrirá en la jornada de hoy y, en consecuencia, será una movilización exclusivamente de hinchas que ya comenzaron a organizar para llegar al Obelisco.

Allí mismo, en el centro de la capital del país, nació este rito de fin de año en 2008. La propia interna del club, que no cesa a pesar de los recientes comicios, los llevará a la improvisación.

Desde el gobierno de la ciudad de Buenos Aires ya están muy atentos a esta posibilidad, sobre todo para incrementar los controles y evitar que la incertidumbre incluya desmanes o algún tipo de operación ya sea para perjudicar la imagen de los que se van o embarrarles la cancha a los que se preparan para tomar el mando.

El lunes próximo será la fecha tope por estatuto para concretar el cambio de presidente. El día que Ameal, Mario Pergolini y Riquelme tienen resuelto tomar las riendas y poner fin a dos décadas de un oficialismo que se construyó a partir de la figura de Mauricio Macri.

La vida de Russo fuera de Boca, con buenas y malas

Miguel Russo, técnico del Boca campeón de la Libertadores de 2007, tiene todo allanado para volver a La Bombonera de la mano de Román Riquelme en la dirigencia.

Sin embargo, la vida le ha deparado de todo al DT lejos de la Argentina.

Millonarios de Colombia fue lo más destacado de los últimos años, donde salió campeón de ese país, pero no tuvo éxito en el campo internacional.

Alianza Lima, en Perú, le prometió muchos refuerzos, pero llegaron pocos. El ex mediocampista se terminó alejando, con la tranquilidad de haber superado un grave problema de salud que lo ponía de nuevo en el ruedo.

Cerro Porteño de Paraguay le vio el mismo perfil que el Xeneize en este momento y, con un plantel de jerarquía, lo fue a buscar para la última Libertadores.

Con su equipo superó la llave contra San Lorenzo que hizo mucho ruido en el Ciclón. Sin embargo, en cuartos le tocó nada menos que River. Planteó dudas sobre la imparcialidad del VAR en el Monumental, pero a los pocos partidos terminó marchándose de Asunción hasta estos días, donde está próximo a su segundo ciclo en Boca.

LEÉ MÁS

Los "gallinas" neuquinos se volvieron tendencia en las redes por una provocadora gastada

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído