El clima en Neuquén

icon
23° Temp
59% Hum
La Mañana Maradona

El día que Maradona le quiso pegar a Ricardo Darín

Leo Sucar, ex dueño de un emblemático boliche porteño, recordó la noche en que el futbolista casi se va a las manos con el actor. Todas las anécdotas.

Si hay un lugar que fue testigo de las noches más memorables de la farándula argentina ése fue el boliche “La Diosa”, que en la década de los noventa recibió a todo el jet set nacional e internacional. En una entrevista con Nancy Duré para Infobae, Leo Sucar, ex dueño del mítico lugar nocturno, recordó las mejores anécdotas que vivió allí junto a Diego Maradona.

Ricardo Darín, Chayanne, Ricardo Bochini, Fidel Castro, Pelé, son algunos de los nombres que aparecen ligados a las anécdotas que el ex dueño de “La Diosa” guarda de sus días junto a Maradona. “Hubo muchas situaciones divertidas, pero también compartimos varias charlas filosóficas”, cuenta Leo, mientras revisa las fotos, los regalos y la infinidad de recuerdos que le quedaron de su amistad con el astro de fútbol.

Te puede interesar...

En cuanto al inicio de la relación de amistad con Maradona, Sucar cuenta que, “lo conocí en Sky Ranch, en el año ‘95, cuando él todavía jugaba en Boca y yo era el gerente del boliche. Diego era habitué. Pero, al año siguiente sucedió el episodio del jarrón, por el que fue detenido Guillermo Cóppola. Y, en ese momento, me dijeron que no tenía que dejar que Maradona estuviera en el lugar y que, si iba, lo tenía que echar porque estaba salpicado por el tema de la droga. Yo de todas maneras lo seguí atendiendo. La cuestión es que él vino un día y yo le di su mesa de siempre. Entonces, me fui al baño a hablar con la persona que me estaba diciendo que lo tenía que sacar de ahí y le dije: “Yo a Maradona no lo voy a rajar. Él le da prestigio al lugar y no me parece que haya que negarle la entrada porque su representante esté detenido. Si quieren me despiden y si no renuncio, pero yo no lo voy a sacar de acá”.

Z3S5QIU6XJHS7IKWSWW7BCHVSQ.jpg

Leo recuerda que esta conversación fue escuchada por un amigo de Maradona y que se lo contó a él. “Yo me vine a mi casa y, como a las siete de la mañana, tocaron el portero eléctrico Bajé a abrir y era Diego, me abrazó y me dijo: “Me enteré lo que hiciste. A partir de hoy, vos sos mi amigo. Tus amigos son mis amigos y tus enemigos son mis enemigos”.

Desde ese momento el vínculo entre Maradona y Sucar fue muy fuerte. “Cuando demolieron Sky Ranch en el gobierno de Fernando de la Rúa, cada uno tuvo que hacer la suya. Y yo, en el ‘97, abrí La Diosa. Pero una vez tuve un problema con el dueño de El Divino, Eduardo Aracil, que quería tener todas las deidades bajo su órbita y se opuso a que usara ese nombre. Yo se lo conté a Diego y él inició una demanda alegando que Maradona era igual a Dios y que Dios era igual al Divino, así que se opuso a la marca del otro. Todo eso quedó en la nada, pero Maradona dejó en claro que estaba dispuesto a bancarme como fuera”, recuerda Leo.

P6NIIFONVJCB7ADET3YMTJGWUY.jpg

En cuanto a la presencia de Maradona en el boliche, Sucar cuenta que, “¡Él te daba vuelta el boliche! Un día vino Bochini con una chica con la que estaba empezando a salir, así que yo le di otro vip para que estuviera más tranquilo. Pero, cuando llegó Maradona, Ricardo me llamó para decirme si no le podía pedir que le firmara una servilleta. La cuestión es que esperé el momento y le dije a Diego: “Está el Bocha que quiere un autógrafo tuyo”. Y él me contestó: “Vamos”. Fuimos a donde estaba el Bocha. Diego lo saludó, le hizo una reverencia, se arrodilló y, mostrándole la servilleta que me había mandado él a mí, le pidió: “¿No me la firma, maestro?”. Ricardo le dijo: “Sí, como no”. Y se la firmó. La gente se amontonaba para verlos, porque eran dos ídolos juntos. Cuando nos volvimos al otro vip, Bochini me llamó y me dijo: “¡Este hijo de pu...no me firmó nada!”.

Pero, a las anécdotas divertidas, también hay que decir que, en más de una oportunidad, Diego protagonizó escándalos en el boliche, uno de ellos lo recuerda claramente su amigo y tuvo como protagonistas a Ricardo Darín y Maradona.

TIV4XMBA4FC4HKDEAPD5M5ZIKA.jpg

“Un domingo habíamos abierto el boliche para hacer una cena con Diego, Laura Cibilla, Luciano Castro, Ricardo Darín y yo. La pasamos espectacular y después de un largo rato, Maradona se fue y yo me quedé charlando tranquilo con los chicos. Hasta que escuchamos el ruido de una coleada y nos asomamos asustados a ver qué pasaba”, comienza relatando Leo.

“Era la Montero de Diego que se había subido a la vereda con las ruedas chillando, se bajó de la camioneta, lo agarró a Ricardo Darín del cuello y lo increpó: “¿Qué le dijiste a Laura?”. ¡Luciano no sabía cómo pararlo! Yo, mientras tanto, me fui a hablar con Cibilla para ver qué había pasado. Todos pensamos que Darín se la había querido levantar... la cuestión es que se armó un lío bárbaro. Y lo que le había dicho Darín a Laura fue: “Che, decile a Diego que vaya a la casa a ver a Claudia y las hijas que lo están esperando”. Se lo había pedido de manera amistosa. Pero, cuando ella se lo contó, Maradona se re calentó y lo quería matar a Darín… Se puso loco! Por suerte, con Luciano lo pudimos calmar y la relación entre ellos quedó bien. Pero había cosas que le hacían saltar la térmica", finalizó nostálgico el ex dueño de “La Diosa”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

6.5789473684211% Me interesa
9.2105263157895% Me gusta
13.157894736842% Me da igual
56.578947368421% Me aburre
14.473684210526% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario