El día que Osaka se convirtió en el Monumental

Una marea roja y blanca copó el estadio japonés para alentar al Millo.

Japón
La ciudad de Osaka se vistió de rojo y blanco desde los días previos al partido de River ante el Sanfrecce. Durante el encuentro de ayer se estimó que un total de 15 mil hinchas se hicieron presentes para alentar al Millo y opacar a los simpatizantes del equipo japonés, en un estadio que no estuvo en su máxima capacidad, pero en el que la Banda se hizo escuchar de principio a fin.

Desde muy temprano, en la noche de nuestro país, los hinchas comenzaron a llegar al estadio cantando los clásicos hits de aliento millonario. No faltaron las cargadas y las imágenes en contra del eterno rival. Ya dentro del estadio, los de River se ubicaron en varios de los cuatro sectores, mientras que los del Sanfrecce se posicionaron en una de las cabeceras; claro que eran los menos.

Tampoco faltaron las figuras. Enzo Francescoli, manager del equipo, estuvo en una de las plateas alentando junto al pueblo millonario. Lo mismo hizo el presidente de River, Rodolfo D'Onofrio, a quien se lo vio filmando a los hinchas con su teléfono. Fue una verdadera fiesta la que se vivió en el Estadio Nagai. Los silbidos al rival, los lamentos con cada pelota perdida, la euforia del estadio cuando Alario marcó el primer gol hicieron creer que el Millo jugó ante su público en el Monumental.

Los que miran de reojo
Varios medios españoles opinaron sobre el partido, la mayoría destacó el trabajo de Barovero y el aliento de los hinchas. "Se asemejó al Monumental", declaró, por ejemplo, el diario Catalán Sport.


OPINIÓN
El jugador argentino siempre tiene un plus cuando los partidos se ponen difíciles
Pablo Parra. Gloria de Cipolletti que pasó por River

Mi opinión sobre el partido ante el Sanfrecce es la misma que tuvimos todos. River está muy flojo en defensa; Balanta no logra llegar al nivel que tenía hace un año atrás, cuando estaba en su mejor momento futbolístico.

Me parece que el Barcelona va a saber aprovechar esa falencia y la va a explotar.

El triunfo hay que empezar a construirlo desde el arco. Podés llegar y hacer dos goles, pero si después te hacen tres en contra, eso demuestra que hay una falla en el fondo. Es mejor estar armado en defensa, para que no te hagan goles.

La figura del partido fue sin dudas Barovero. Mantuvo el arco en cero y eso significa que rindió.

Yo digo siempre que el jugador argentino tiene un plus cuando los partidos se ponen difíciles. Por eso lo quieren en todos lados. Siempre entrega algo más, saca fuerza de donde no la hay, un as bajo la manga, y se agranda en las difíciles. No digo que River le gane al Barcelona, pero seguro le va a pegar un susto. Se la va a complicar, el partido lo van a plantear tomando los recaudos lógicos. Cuando no juega Neymar, tiene mucho juego por derecha. Además, Dani Alves es un defensor que suele pasar al ataque. Si River no está seguro en la defensa, le puede hacer pasar un mal rato.

Para mí la clave es reafirmar la defensa, sobre todo por el sector izquierdo, donde suele venir Alves. Arriba está bien con los delanteros que hay. Mora y Alario suelen hacer goles en la primera chance que tienen. Pero para mí, River-Barcelona va a ser una suerte de David y Goliat. El primero que tira la piedra, en mi opinión, seguro termina definiendo el partido.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído