El clima en Neuquén

icon
25° Temp
20% Hum
LMNeuquen Diego

El Diego de la gente por sus hazañas

La muerte de Maradona. Defendió la celeste y blanca como nadie, hizo el mejor gol en la historia de los mundiales, nos dio una Copa y nos llevó a otra final con el tobillo roto. Un héroe nacional. No habrá otro igual. Por eso, el pueblo lo amará por siempre.

“Barrilete cósmico, ¿de qué planeta viniste?”, le preguntó Víctor Hugo Morales en su inolvidable y emotivo relato del segundo gol a los ingleses. El que hizo llorar a un país que llegaba muy golpeado tras la guerra de Malvinas y vivió como una suerte de pequeña revancha ese 2 a 1 en cuartos de final del Mundial ‘86 que finalmente quedó en nuestras manos. En las manos del más grande, del Diez, de Dios, de Diego Armando Maradona.

Ya es leyenda, inmortal por lo que hizo con la celeste y blanca ante todo. Los argentinos lo amamos por eso. Porque no hubo ni habrá otro igual con esa camiseta. Porque fue capaz, cuatro años más tarde, de jugar con el tobillo inflamado a más no poder, de lidiar con el dolor, de infaltrarse todos los partidos para llevarnos otra vez a una final del mundo.

Te puede interesar...

Cómo olvidar aquella apilada ante Brasil para dejar mano a mano a Caniggia con Taffarel, arquero brasileño y eliminar al histórico adversario en los octavos de final.

Maradona llegó a jugar en La Visera y décadas más tarde regresó como DT.
Maradona llegó a jugar en La Visera y décadas más tarde regresó como DT.
Maradona llegó a jugar en La Visera y décadas más tarde regresó como DT.

O el grito desafiante e indignado contra los italianos que insultaron el himno en un partido de cuartos de final. De ellos también se vengaría en semifinales, al eliminarlos junto al resto del equipo que conducía Bilardo, en su propio Mundial en las semifinales.

El idilio creció a límites insospechados. Y hubo libros, canciones y películas dedicadas al astro. Y el nombre Diego se convirtió en el más popular, en un momento en la Argentina.

Y se transformó en la persona más famosa del mundo. Pero siempre recordando sus raíces, sus orígenes humilde, su amor por la camiseta celeste y blanca ante todo.

Decir selección argentina siempre será decir Maradona, el que la defendió como nadie. Campeón juvenil en 1989, además, tuvo un paso como técnico albiceleste. “Un día muy triste para todos los argentinos y para el fútbol. Nos deja pero no se va, porque el Diego es eterno”, escribió Lionel Messi, el mejor jugador del mundo actual quien debió cargar con la pesada mochila de las comparaciones históricas con el 10, a quien tuvo de técnico incluso. “Jugaremos un partido en el cielo”, le prometió el Rey Pelé. Lloraron en vivo muchos periodistas en la tele y la radio.

Se anuncia un velatorio de varios días en la Casa Rosada, donde sólo los próceres argentinos fueron velados. Es que Diego lo es. Se murió el ídolo, pero la leyenda quedará para siempre. Dios lo tenga en la gloria .

Gracias.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

14.285714285714% Me interesa
71.428571428571% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
14.285714285714% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario