El clima en Neuquén

icon
Temp
85% Hum
La Mañana Alberto

El divertido momento que vivió Alberto junto al canciller alemán

El presidente mantuvo un encuentro con Olaf Scholz seguido por una conferencia de prensa ante medios de Alemania.

Pese a una demora de poco más de una hora en la salida del vuelo chárter de Aerolíneas Argentinas que debía trasladar al presidente Alberto Fernández junto a su comitiva, desde Madrid a la ciudad de Berlín, el jefe de Estado arribó en territorio alemán con el tiempo suficiente para asistir al encuentro que tenía previsto con el canciller de Alemania, Olaf Scholz.

El encuentro entre Fernández y Scholz, que se realizó cerca de las 09:30 en la sede de la Cancillería Federal, se trató de la primera reunión oficial entre ambos, luego de que el canciller alemán reemplazara meses atrás a Ángela Merkel al frente del Gobierno germano.

Te puede interesar...

En la segunda escala de la gira por Europa, Fernández realizó una declaración conjunta al término de la reunión, la cual fue seguida atentamente por la comitiva presidencial, quienes decidieron no hacer uso de los asientos que tenían reservados en las primeras filas del salón y escuchar las declaraciones desde un costado y de pie.

Embed

La conferencia de prensa, que constó de dos preguntas realizadas por periodistas argentinos que acompañan al jefe de Estado durante su gira y tres de medios alemanes, se tornó un tanto incómoda y hasta graciosa hacia el final.

Todo comenzó luego de que Fernández creyó que la conferencia de prensa había terminado: "Muchas gracias, con esto terminamos ¿no? Gracias a todos y todas". En ese momento, el jefe de Estado recibió una pregunta por parte de un periodista de Alemania, pero al darse cuenta de que la pregunta no era para él, decidió realizar una broma y pasar ese momento.

"Asombrosa esa pregunta. Me impresiona. Gracias a Dios no tengo que contestarla yo. Sería muy duro si yo la contestara", bromeó Alberto entre risas. La consulta tenía que ver sobre las críticas a la ministra de Defensa alemana Christine Lambrecht después de que su hijo volara un helicóptero de Gobierno.

Ante la broma del mandatario, el canciller alemán le respondió en la misma tónica: "Pero me hubiera gustado", lo que causó las risas del auditorio.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario