El clima en Neuquén

icon
28° Temp
45% Hum
La Mañana dólar

El dólar aumenta su ritmo devaluatorio: cuánto saldrá comprar dólares en diciembre

Luego de las elecciones el ritmo de devaluación del dólar oficial se aceleró, con lo cual se vuelve más caro para los usuarios

Como muchos analistas pronosticaban, luego de las elecciones el ritmo de devaluación del dólar oficial se aceleró: el mayorista pasó de aumentar un 1% mensual a subir 2,6% mensual. El titular del BCRA, Miguel Pesce, había anunciado la semana pasada que se acercaba el momento de acelerar la devaluación del tipo de cambio oficial, al ritmo de la fuerte escalada que viene teniendo la inflación.

Con este nuevo ritmo de devaluación el dólar oficial se va acercando a la inflación oficial y se reduce el atraso cambiario, además de achicarse la brecha con otros tipos de dólar. Esto ocurre muy a cuentagotas y, si bien el dólar blue cayó debajo de los $200, los dólares financieros están por encima de esa marca.

Te puede interesar...

El sinceramiento gradual del dólar está en línea con los reclamos del FMI, que siempre se opuso a los atrasos cambiarios (sobre todo si apuntan a usarse como ancla contra la inflación) y a un reconocimiento de la escasez de reservas netas que hay.

En síntesis, sostienen los analistas, los principales motivos que llevaron al Banco Central a acelerar las devaluaciones diarias es un atraso del tipo de cambio contra la inflación que ya se está volviendo insostenible y la falta de reservas netas para contener al billete verde.

Una vez más, la expectativa oficial es que los dólares de la cosecha final que llegarían entre fines de diciembre y enero y las exportaciones de soja permitan balancear el mercado cambiario, pero paradójicamente para eso sería necesario mejorar el tipo de cambio para alentar las liquidaciones. Además, para fomentar las liquidaciones, sostienen los analistas, deberían mantenerse ancladas las tasas en pesos respecto a la tasa de devaluación, algo que por el momento ocurre.

Banco Central de la República Argentina.

La apuesta oficial es evitar una devaluación brusca y seguir haciendo depreciaciones diarias a cuentagotas, pero las malas expectativas del mercado no ayudan. Para varios operadores, una brecha cambiaria tan elevada es un indicador de desconfianza sobre el peso y a eso se suma que las tasas de devaluación no cubren la inflación esperada y que las tasas en pesos son menores que la inflación proyectada.

El dólar mayorista terminará este mes en $105,1, una suba de $ 4 desde su actual cotización

Una medida polémica reciente para intentar cuidar las reservas fue frenar la financiación en cuotas para viajes al exterior. Según varios analistas, la idea es frenar la salida de dólares que habrá con el aumento del turismo en las vacaciones, pero advierten que esto puede tener efectos adversos porque quien no pueda viajar podría pasar a operar en los demás tipos de cambio.

Además, el pobre ahorro que se gana impidiendo financiar los viajes no mejora la situación del BCRA, cuyas reservas líquidas son negativas en casi US$ 1.500 millones, descontando a los US$ 42.000 millones de reservas brutas el swap de China, operaciones similares con el Banco de Basilea, encajes bancarios, el oro y los derechos especiales de giro (DEG) del FMI.

Según el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que hizo en noviembre el BCRA entre varios economistas y analistas, se estima que el el dólar mayorista oficial (el que negocian los bancos, grandes empresas y el Central) terminará este mes en $105,1, una suba de $ 4 desde su actual cotización. Como este tipo de cambio es el que incide luego en el dólar minorista que compran los ahorristas, se estima que el dólar oficial, que hoy cotiza en $ 175, también tendrá una suba en una proporción parecida.

Lo más leído