El clima en Neuquén

icon
Temp
73% Hum
La Mañana blue

El dólar blue, dos meses debajo del oficial: ¿cómo seguirá su cotización?

En la primera rueda del mes, cayó $ 1 y volvió a retroceder nuevamente a sus niveles mínimos desde septiembre 

En la primera rueda del mes, el dólar blue cayó $ 1 y terminó en $ 140, luego de retroceder $ 5 en marzo, y volvió a descender nuevamente a sus niveles mínimos desde septiembre. Así, quedó casi $ 22 debajo del dólar ahorro, que ya roza los $ 162, y cumplió dos meses de estar más barato que el oficial.

La semana pasada, el Banco Central empezó a desacelerar aún más el deslizamiento del tipo de cambio: subió sólo 16 centavos, la corrección semanal más baja desde octubre, y en el mes se desaceleró a un 2,43%.

Te puede interesar...

Sobre el futuro del dólar, las consultoras y bancos que participan del último informe del Forecast Economics de LatinFocus estimaron que “en el futuro, el peso está destinado a debilitarse aún más debido a una inflación de dos dígitos y una economía frágil, y finalizará en 2021 y 2022 en $ 123,39 y $ 168,47, respectivamente”.

En ese marco, algunas consultoras estimaron una devaluación más fuerte, como Quantum Finanzas ($ 144) y Econométrica ($ 138), y también algunos bancos, como JP Morgan ($ 135) y UBS ($ 132). Guzmán había asegurado que la divisa se devaluará este año un 25% y terminaría en $ 102 hacia fines de 2021.

El BCRA compró además el martes unos US$ 65 millones y se espera que mantenga este mes las compras netas de divisas por una liquidación de la cosecha gruesa, que suele aumentar este mes. Según varios analistas, habrá un mercado moviéndose entre $ 140 y $ 150, luego de que el Banco Central cerrara los últimos tres meses con saldo comprador y adquiera unos US$ 1.200 millones durante marzo.

Una causa de la baja del blue es que el cepo cambiario contiene la demanda de divisas en el mercado oficial y que los elevados precios internacionales de los commodities, como la soja, impulsan la liquidación de divisas.

Y entre los factores que presionan a la baja sobre el dólar libre está la constante intervención del Gobierno en otras cotizaciones financieras que son una referencia para el “blue”, como el “contado con liquidación” o el “dólar MEP”, que se operan en la Bolsa a través de la compraventa de bonos y acciones-

Para algunos especialistas incluso el pago del impuesto a la riqueza, que venció a fines de marzo, afectó también al mercado cambiario porque quienes deben pagar el tributo, que alcanza a los patrimonios de más de $ 200 millones, necesitan conseguir pesos.

Otra causa de que el blue esté más barato que el oficial es que quedó anulado el “puré”, que había crecido fuertemente cuando todavía había libre acceso al cupo de US$ 200 mensuales. Esta operación implicaba comprar dólares a precio oficial y revenderlos más caros en el informal para obtener una diferencia en pesos, algo imposible con el blue cotizando debajo del oficial.

Sin embargo, algunos analistas sostienen que con la baja que tuvieron los dólares financieros en los últimos días aún es posible hacer esta operatoria comprando dólares en el mercado bursátil para venderlos luego en el blue, aunque no es tanta la brecha que los separa.

-> Factores de riesgo

Los analistas sostienen que, pese a la actual calma cambiaria, debe considerarse que el dólar podría volver a escalar porque estamos en un contexto de reservas bajas, transitamos un año electoral, y habrá consecuencias económicas por la segunda ola de Covid.

El principal riesgo que amenaza la estabilidad del dólar son los bajos niveles de reservas del Banco Central, que rondan los US$ 5.000 millones. A esto se suma probables incertidumbres por las medidas que pueda tomar el Gobierno para contener la segunda ola de Covid y cuando haya que pagar vencimientos con el Club de París y FMI.

El primer pago que debe afrontar el Gobierno con organismos internacionales será en mayo, cuando se deberán cancelar al Club de París unos US$ 2.400 millones, y el otro será hacia fin de año por alrededor de US$ 4.800 millones con el FMI.

Otro factor de riesgo contra la estabilidad cambiaria es la balanza comercial, que tras un año de restricciones globales por la pandemia de coronavirus otra vez podría verse afectada por la segunda ola de Covid.

-> Dólar o inflación

En este escenario, cuando aún dura el veranito cambiario y hay perspectivas de una menor devaluación, los inversores se debaten entre aprovechar el "dólar bajo" para comprar o apostar a inversiones atadas a la inflación, como los plazos fijos UVA.

En el último año, el dólar le ganó como inversión a la inflación (que creció 40%) al acumular un alza de 70%, desde los $ 84 para la venta del 25 de marzo hasta los $ 142 de esta semana.

A este impulso del dólar ayudó que los pesos no rindieron, ya que los plazos fijos apenas le empataron a la inflación. Por ejemplo, un plazo fijo por hasta $ 100.000 ofrecía una tasa efectiva anual (TEA) de 31%, que aunque subió al 44% hacia diciembre apenas le empató a la inflación y quedó además 30 puntos debajo del alza del dólar.

Para evitar exponerse a tasas reales negativas, una alternativa para cubrirse es el plazo fijo UVA, que ofrece una tasa del 1% anual por sobre la variación del índice CER (inflación) pero exige inmovilizar los fondos al menos tres meses.

Según las proyecciones de varias consultoras, la inflación podría superar el 11% al final del primer trimestre, algo que vuelve atractivos a los instrumentos atados al CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia), como los bonos CER.

Solo la noticia sobre un posible cambio en la forma de medir el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec genera dudas en los inversores por temores a una nueva intervención en las estadísticas, como ocurrió entre 2007 y 2015, que pueda alterar los rendimientos.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
50% Me da igual
50% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario