El clima en Neuquén

icon
Temp
66% Hum
La Mañana dólar

El dólar blue se despierta: ¿Cuáles son las proyecciones?

La cotización del paralelo está cerca de alcanzar su mayor nivel del año, después que en enero hubiera llegado a $ 165.

El dólar blue volvió a subir y registró el viernes otra suba de un peso, con lo que llegó a $ 164. Este nuevo incremento se suma a los que había tenido el martes y miércoles, cuando escaló $ 2 y $ 3, respectivamente. Con estos niveles, la cotización del paralelo está cerca de alcanzar su mayor nivel del año, después que en enero hubiera llegado a $ 165 antes de caer durante durante las semanas siguientes y alcanzar un piso a principios de abril.

El incremento alcista de esta semana fue uno de los más altos del año, luego de que entre el 19 al 23 de abril subiera $ 10 tras varios saltos importantes. Estas últimas subas del blue vienen siendo parcialmente acompañadas por los dólares financieros: el MEP cerró la semana a casi $ 160 y el contado con liquidación (CCL) quedó en $ 164. Sin embargo, estas últimas cotizaciones volvieron a retroceder al final de viernes por las constantes intervenciones del Gobierno en ese mercado para frenar su avance.

Te puede interesar...

A poco de que comience el segundo semestre, varios analistas sostienen que el salto del blue parece ser preventivo porque lo que resta del año será más complicado en materia cambiaria de cara a las elecciones.

Los especialistas ven un retraso en la cotización del blue durante los primeros meses del año, acompañada de una expectativa creciente de mayor emisión monetaria para contener los efectos de la pandemia y menos poder de intervención del Banco Central porque la liquidación de divisas del campo empieza a caer.

BANCO CENTRAL.jpg
B

B

Según sostienen, hay indicios de que la moderación fiscal entraría en pausa en los próximos meses porque la cercanía de las elecciones impulsarán al gasto público, con lo que aumentarían la emisión monetaria, la inflación, y el déficit fiscal. Así, con mayor cantidad de pesos inundando el mercado, esos billetes podrían irse al dólar y el mercado está entonces hoy anticipándose a esa tendencia.

Desde el mercado consideran que en los últimos meses hubo una política más controlada de emisión monetaria y una mejora del resultado fiscal y del superávit comercial por la suba de los commodities, algo que desaceleró el ritmo de devaluación en el dólar oficial y le permitió al Banco Central acumular reservas e intervenir en los dólares alternativos.

Los temores para el segundo semestre es que haya menos dólares porque el campo suele liquidar su cosecha gruesa durante abril y mayo y recién en noviembre comienzan a entrar los dólares del maíz.

Por eso, para el resto del año se espera menor poder de fuego del Banco Central en el contado con liquidación y el mercado descuenta que la entidad no va a tener suficientes dólares para mantener al CCL controlado. A esto se suma la incertidumbre que habrá por las elecciones y las negociaciones con el FMI y el Club de París por la deuda.

Reunión-de-Martín-Guzmán-con-el-FMI.jpg

-> Estimaciones

Los analistas del mercado consultados en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) que hace el Banco Central estimaron, en la mediana de sus proyecciones, que el dólar oficial que se vende en los bancos terminará este año en $ 112,64.

De esta manera, el dólar ahorro (al que efectivamente acceden los ahorristas) rondaría los $ 185,85 cargándole al precio anterior el 30% del Impuesto PAIS y el 35% de adelanto del Impuesto a las Ganancias.

Además, las estimaciones del REM proyectan en $ 159,09 al dólar oficial para fines de 2022, que con el recargo del Impuesto País y el adelanto de Ganancias quedaría efectivamente en $ 262,47.

Por otra parte, un relevamiento de Latin Focus Consensus Forecast entre varias consultoras y bancos mostró que los analistas esperan en los próximos meses que el peso se siga depreciando debido a una “inflación de dos dígitos y una economía frágil”. Para fines de 2021, estas estimaciones ven al dólar oficial mayorista en $ 117,16.

Algunos de estos pronósticos son optimistas con el dólar hasta las elecciones porque sostienen que el Gobierno ya demostró que no le tiembla el pulso para pisar importaciones, pero la duda es que pasará luego de octubre.

La principal hipótesis es que ni el Banco Central ni el ministro de Economía están cómodos dejando que el dólar oficial se retrase respecto de la inflación durante mucho tiempo: por eso, luego de las elecciones (y de la mano de algún acuerdo con el FMI) la devaluación del dólar oficial podría acelerarse.

dolar-hoy-martes.jpg

-> Riesgos

En el actual escenario recesivo e inflacionario, para los analistas generan gran incertidumbre lo que podría ocurrir si el dólar blue volviera a despertarse, las mayores restricciones frente a la segunda ola del coronavirus, la inercia inflacionaria, y la sospecha de que aumentará la emisión monetaria (y consecuentemente el déficit fiscal) por la necesidad de otorgar más ayudas.

Según algunos especialistas, cuando sube la brecha cambiaria, aumenta la expectativa de devaluación y el campo puede liquidar menos divisas, lo que a su vez genera que el BCRA no pueda comprar dólares y se sume presión inflacionaria.

Ante esto, la estrategia del Tesoro es captar el exceso de pesos que andan circulando a través de las licitaciones que viene haciendo regularmente. Aunque en una de las últimas de estas colocaciones se debió convalidar una suba de tasa, fuentes oficiales aseguraron que lo importante es “que se entienda que el Tesoro pueda financiar al menos una parte de la política fiscal en el mercado”.

Además, para sostener la dinámica actual de estabilidad cambiaria, durante el año el BCRA acumula compras de dólares por más de US$ 5.700 millones: sus tenencias netas ascendieron a casi US$ 8.000 millones, casi el doble de comienzos de año. La expectativa es que siga la tendencia compradora neto en junio y julio, sumado a que en agosto o septiembre entrarían unos US$ 4.350 millones que enviará el FMI por la distribución de Derechos Especiales de Giro (DEG) entre sus miembros.

Todavía no está definido es en qué momento llegarán esos dólares a las reservas del Banco Central. Una vez que la propuesta de la directora gerente sea aprobada por la Junta Ejecutiva, se deberá presentar a la Junta de Gobernadores, cuya decisión de aprobar una asignación de DEG requerirá del apoyo de miembros que representen el 85% del total de los votos.

El Gobierno ya blanqueó que este año dejaría correr el tipo de cambio oficial a un menor ritmo para que en algunos meses se note una desaceleración de la inflación, aunque hasta ahora el dólar lleva ya dos meses de atraso. A nivel de la balanza comercial, algunos analistas ya advirtieron que una mayor brecha cambiaria alimenta las expectativas de devaluación y eso hará subir las importaciones y desacelerar las exportaciones.

A-martín-guzman.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

39.473684210526% Me interesa
7.8947368421053% Me gusta
10.526315789474% Me da igual
10.526315789474% Me aburre
31.578947368421% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario