El clima en Neuquén

icon
17° Temp
45% Hum
LMNeuquen dólar

El dólar se tomó un respiro a puro control, ¿cuánto durará?

El Gobierno usó una combinación de llamados "estilo Moreno" a operadores y una emisión de bonos dólar-linked para contenerlo. Los controles irán aumentando.

Con una combinación de "llamados sugerentes" (al viejo estilo del ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno), una nueva emisión de bonos dolar-linked, y mayores controles, el Gobierno consiguió revertir esta semana la escalada que venían teniendo el dólar blue y los dólares financieros. Esta semana, el blue tuvo una caída de 26 pesos, a $169, con un descenso de la brecha cambiaria al 115%. Y también los dólares financieros bajaron: el contado con liqui a $ 50 y el Bolsa o MEP a $144. Este descenso ocurrió a unos días que comience a correr nuevamente el cupo mensual para comprar 200 dólares, que se espera que nuevamente tendrá una gran demanda en los home bankings.

Por otra parte, esta semana el BCRA consiguió frenar un poco la caída de reservas, luego de haber perforado el piso de 40.000 millones de dólares y acumular una pérdida durante octubre de 1.200 millones de dólares. Si bien la entidad siguió perdiendo dólares, con la calma cambiaria consiguió terminar algunos días en verde: el jueves, por ejemplo, finalizó con un saldo positivo de 5 millones de dólares.

Te puede interesar...

Intervenciones y controles

La baja de los dólares financieros fue provocada por organismos oficiales que vendieron tenencias de bonos para frenar el contado con liqui (aunque eso hizo bajar también el precio de estos títulos) y por llamados “sugerentes” a operadores del mercado para que no hicieran operaciones.

Además, el Gobierno tuvo el martes una exitosa colocación de bonos bono dólar-linked (atados al tipo de cambio oficial), en un nuevo intento de fortalecer el mercado de pesos. Con la subasta de cinco títulos, el Tesoro consiguió fondos por 254.672 millones de pesos, de los cuales $129.084 millones correspondieron al bono dólar-linked.

BANCO CENTRAL.jpg
En una de las medidas para contener el dólar blue, el Banco Central subió las tasas de pases pasivos a uno y siete días.

En una de las medidas para contener el dólar blue, el Banco Central subió las tasas de pases pasivos a uno y siete días.

Y también, en la línea de seguir fomentando el mercado de pesos, el Banco Central subió las tasas de pases pasivos a uno y siete días: de 30% y 33% anual a 31% y 34,5%, respectivamente. Estas tasas inciden en la regulación del dinero circulante, pero no afectará a los plazos fijos.

Más allá de estas medidas, el Gobierno siguió esta semana reforzando los controles a las operatorias para adquirir dólares. Por un lado, la Comisión Nacional de Valores (CNV) dispuso que los agentes del mercado financiero deberán informarle en tiempo real los datos de las operaciones de dólar Bolsa y contado con liquidación, entre ellos de los clientes que operen.

Según la resolución, “los mercados deberán remitir (...) los datos completos de cada una de las operaciones (...) de negociación, incluyendo la identidad de los agentes registrantes y los clientes intervinientes (...)”. Desde la CNV aseguraron que ya recibían datos de estas operaciones, pero que “llegaba con delay”.

Por otra parte, el Banco Central anunció que los bancos deberán informar las operaciones cambiarias rechazadas para evitar que un importador pueda ir a otra entidad si un banco rechazó venderle dólares.

Esta nueva restricción ocurre en un escenario en que la Cámara de Importadores (CIRA) ya tiene más de 600 reclamos hechos por licencias no automáticas (LNA) no otorgadas desde el 1 de agosto y los importadores preparan medidas cautelares para poder recibir su mercadería.

Antes de hacer su encargo, cada importador de productos con LNA debe conseguir un estado de "salida" (aprobación) a través del Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI), un trámite que últimamente viene quedando “en observación”. Por eso, dicen los importadores, con estas trabajas a las LNA hoy se estaría viviendo lo mismo que con las famosas DJAI (declaraciones juradas anticipadas de importación) de Moreno.

guillermo moreno
Muchos relacionan el tono de los controles para contener el dólar blue con las formas de Guillermo Moreno.

Muchos relacionan el tono de los controles para contener el dólar blue con las formas de Guillermo Moreno.

Disputas contractuales

En este escenario cambiario convulsionado, ya empezaron a verse también viejas postales de 2001: disputas legales sobre qué dólar tomar en los contratos. En ese sentido, esta semana la Cámara Nacional en lo Comercial autorizó a convertir en pesos al valor del dólar “solidario” el saldo por la compra de un inmueble cuyo precio fue pactado en divisa extranjera.

El inmueble fue rematado a fines de 2019 en casi 1,3 millones de dólares pero la firma compradora, que había pagado una seña del 30% en pesos, reclamó cancelar el saldo restante a la cotización del dólar oficial. La contraparte alegó que con eso saldría perjudicada porque tomar ese valor implicaría una disminución del precio de venta.

Los camaristas Alfredo Kölliker Frers y María Elsa Uzal fallaron finalmente por una postura intermedia: saldar el remanente al valor del dólar solidario, es decir, con el recargo del 30% del impuesto PAIS pero sin la retención del 35% a cuenta de Ganancias. Así, quedó abierto el camino para que se tomen otras cotizaciones de dólar en las disputas contractuales que surjan desde ahora.

Varios caminos

Pese a la calma cambiaria conseguida esta semana, los operadores del mercado siguen escépticos sobre cómo seguirá todo y aseguran que el reciente salto del dólar empezará a trasladarse a precios, con escasez de productos incluida. Las alternativas que quedan, aseguran, no son nada sencillas. La primera es una devaluación fuerte del dólar oficial, algo que el Gobierno niega rotundamente, o un desdoblamiento cambiario, que también es resistido. Otra opción sería una suba más fuerte de tasas, aunque esto complicaría la reactivación económica porque los bancos tendrían menos fondos disponibles para créditos.

El FMI se refirió a la oferta del ministro de Economía, Martín Guzmán.
Los analistas coinciden en la necesidad de acordar con el FMI, algo que al Gobierno no le agrada, para tener al dólar blue controlado.

Los analistas coinciden en la necesidad de acordar con el FMI, algo que al Gobierno no le agrada, para tener al dólar blue controlado.

Pero casi todos los analistas coinciden en la necesidad de acordar un programa con el FMI, algo que al Gobierno no le agrada: los operadores recuerdan que, apenas asumió, Fernández se negó a tomar unos US$ 13.000 millones que todavía estaban disponibles de un acuerdo previo del macrismo.

El programa a acordar, sostienen los especialistas, requeriría fijar metas de ajuste fiscal anuales para poder recibir nuevos fondos del organismo. Sin embargo, dudan que el Fondo acepte brechas del 100% y las restricciones cambiarias actuales, aunque dicen que podría convalidar un desdoblamiento y una brecha del 30% o 40%.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

26.829268292683% Me interesa
17.073170731707% Me gusta
4.8780487804878% Me da igual
2.4390243902439% Me aburre
48.780487804878% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario