LMNeuquen Drama

El drama del brasileño de Petro: "Mi señora llora todo el día"

A Rod Gonçalves y a Andressa se les vence el plazo para viajar a su país para ser padres allá como desean. Les falta el dinero por una deuda y encima él se expone a ir preso por problemas económicos.

La desesperación crece, la pesadilla continúa, el drama se agranda para Rod Gonçalves y su bella señora. En un claro ejemplo de ello, el brasilero de Petrolero de Plaza Huincul, equipo de la Liga Argentina de básquet, se despide de la charla con el emoji del ruego, del rezo, del “por favor” con las manitos juntas a modo de deseo para que el calvario culmine. Pero no pinta bien...

Es que Andressa Aparecida Ferreira está en el séptimo mes de embarazo y le quedan apenas dos semanas dentro de los plazos aconsejados por los médicos para que puedan regresar a Brasil, donde pretenden que nazca su hijo. Pero se ven impedidos de emprender el ansiado viaje por la falta de recursos ante una deuda de más de 10 mil dólares que no están dispuestos a resignar con lo que les cuesta todo.

Te puede interesar...

Si bien el pivot le está agradecido a Petro, se lo nota destrozado anímicamente en cada expresión a este jugador que en poco tiempo se hizo querer en el Matador. Es que se siente preso de una situación injusta. “Vivimos una pesadilla. No puedo dormir, no paro de pensar. Y mi señora llora todo el día, muchas veces no quiere salir de la cama, no se alimenta bien. Hablé con todo el mundo, estoy atado de manos y no puedo hacer nada”, lamenta, con resignación, el lungo basquetbolista.

“El club nos sigue bancando casa, comida y asistencia médica. Eso queremos que quede claro. También que nos encanta Plaza Huincul y Neuquén pero queremos estar con nuestra familia en este momento tan especial para nuestras vidas. Y, por supuesto, cobrar también. Y no tenemos el dinero para irnos, hace 4 meses que estamos en la misma situación”, explica Rod.

Petro le ofreció la opción de transferirle el importe cuando lo consiga, pero no hubo trato. “Es que soy grande, mis padres no pueden ayudarme y si no cobro me muero. Tengo una hija de 12 años de otra pareja.. Allá la asistencia médica es privada por el tema de la pandemia, así que veo todo oscuro el panorama”, expone en su dramático relato.

Más dolores de cabeza

“Andressa está con mucha panza y no pude comprarle ropa ni a ella ni al bebe. Y necesitamos dinero para sobrevivir. Y hasta tengo deudas en Brasil, no estoy pudiendo pagarle la pensión alimenticia a mi hija de la otra pareja. En Brasil es causante de prisión. Gracias a Dios la mamá de Libia es comprensiva pero ya está preocupada por la situación. Necesitamos el dinero sí o sí”, insiste.

“Podría ir por vía terrestre pero no hay plata, el tiempo se termina y estamos acá tirados. ¿Digánme qué hacer?”

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

23.076923076923% Me interesa
1.2820512820513% Me gusta
17.948717948718% Me da igual
5.1282051282051% Me aburre
52.564102564103% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario