Icono de Alerta

Hoy para comprar o salidas recreativas: documentos terminados en par

LMNeuquen Tenis

El drama que vivió el ex tenista que acusó a su padre y entrenador de maltrato físico

En un desgarrador relato, Guillermo Pérez Roldán se decidió a contar la pesadilla. "Perdí a un padre", lamentó. Robo, traición... Dramático.

Hoy desconocido para los jóvenes amantes del tenis, Guillermo Pérez Roldán fue un buen jugador argentino en los '80 y '90. Los que peinan canas lo recordarán mejor. Llegó a ser 13 del mundo y ganó diferentes torneos. En el momento de mayor protagonismo, una lesión en la muñeca derecha, precipitó el retiro. Se alejó de la actividad y los medios y se radicó en Italia primero y luego en Chile.

Hecha la introducción, la ruidosa noticia es que en una entrevista exclusiva con el diario La Nación, se animó a contar su calvario, a confesar que su padre y entrenador, Raúl Pérez Roldán, creador de la exitosa escuela de tenis en Tandil, lo maltrataba verbal y físicamente.

Te puede interesar...

"El creo que fue un visionario muy bueno, extraordinario en los detalles técnicos y un gran entrenador, pero lamentablemente yo fui su hijo. Hubiese preferido tener un peor entrenador y un mejor padre, simplemente eso. Me da mucha pena: fue tan bueno en lo que creó, fue un sistema que funcionó, debería haber sido Gardel y descargaba sobre mí una, no sé si exigencia, pero perdí un padre. Hubiese preferido, desde ese lado, que él fuera un gran profesor de tenis y yo un buen abogado, no sé. Es una parte negra. Ahora, como técnico, me saco el sombrero. Mientras esté en vida espero que alguna vez podamos acercarnos, porque al final de todo es mi padre", comenzó su dramático descargo, una inesperada catársis, un desahogo en su reportaje con el periodista Sebastián Torok.

Lo peor del relato, lo inexplicable, estaba por venir. "Si yo te contara realmente las cosas fuertes, como perder un partido, entrar en una habitación y que te peguen una piña en medio de la boca con el puño cerrado. Y yo las corría todas, eh. O que te metan la cabeza en un baño o que te agarren a cintazos arriba de una cama. O un robo de cuatro o cinco millones de dólares. Todo lo que gané jugando al tenis, al otro día no lo tenía. Mi vieja [Liliana Sagarzazu] y mi viejo firmaron para sacarme la plata de mis cuentas", denunció acongojado.

Seguidamente confió que "lamentablemente ya no tenemos contacto" y fue más allá en su bronca. "La traición de un padre a un hijo es terrible. En el casamiento con Daniela, hace tres años, lo invité, me pidió perdón delante de todos y me cantó una canción, pero al otro día me volvió a cagar", disparó.

image.png

"Hubiese querido un mejor padre. A ver si algún día me da un abrazo y dejo de ser una cuestión económica, porque como era en la cancha soy en la vida. No me van a voltear nunca. Antes de ganarme me van a tener que dejar tirado. Es una lástima. Teniendo dos hijas, ahora viniendo el guatón (NdR: término chileno, se refiere al Gordo, que nacería en esos días), no puedo creer... Ay, Dios, duele, pero son muchos años ya", agregó lleno de tristeza e impotencia.

En ese contexto, también brindó detalles de la "vida difícil" que tuvo. "La verdad es esa. Todos lo saben, pero nadie lo dice, yo no lo dije nunca a un periodista. Pero fue así. Terminé de jugar y me fui a vivir a un ambiente. Tuve que pedirle plata a mi abuela para alquilar. Yo estoy en paz conmigo mismo, feliz con mi mujer, mis hijas, mis amigos, mi trabajo. Pero de ahí para adelante. Es duro. Tuve una vida difícil. Siempre salí adelante. Me da más lástima por ellos, por mis padres y mi hermana. Pero más que nada es el cómo. Uno siempre tiene que aferrarse a lo de uno y a la capacidad de voluntad. Yo me entreno cuatro horas por día porque sé que si me sueltan a trabajar después de este virus [N. de la R.: tiene tareas y cargos en Italia, en el desarrollo del tenis en el TC Cagliari y con la federación de ese país] tengo que tener diez horas por día en las piernas, porque tengo que vivir. Hay que salir a laburar, tengo 50 años y tengo más ganas que nunca de vivir".

Guillermo Pérez Roldán seguramente se sentirá más aliviado. Ya todos saben quien es su padre, aunque esa palabra le quede muy grande a este monstruo desalmado...

LEÉ MÁS

Tyson explicó por qué vuelve al ring a los 53 años

Jugadores argentinos en Sevilla violaron la cuarentena y se juntaron a comer un asado

A 20 años de uno de los triunfos más festejados de Boca ante River

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
100% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario