El emotivo discurso de Fede Bal despidiendo a su papá en la pista del "Bailando"

En medio del velorio de Santiago, el actor contó por qué decidió estar allí en su honor: "Él quería que yo esté acá, era un fan del programa". Luego fue salvado por el jurado y sigue en competencia.

Apenas unas horas después de la muerte de Santiago Bal, a los 83 años, su hijo Federico dejó por un rato el velorio del actor para estar en la pista del "Bailando", donde debía defender su lugar en el certamen. Antes de ser la primera pareja salvada por el jurado y meterse en las semifinales, Fede fue presentado por Marcelo Tinelli, quien recordó con cariño a su padre, y le agradeció que estuviera allí, lo que dio pie para que el actor contara por qué había decidido interrumpir el adiós a su padre.

"Él amaba tu programa, lo veía todas las noches. La noche que ganamos en 2015 él estaba muy emocionado, viéndolo al lado de mi vieja (Carmen Barbieri). Pensé qué me hubiese dicho él, y me hubiese dicho: vos tenés que ir. Porque el trabajo nos salva. Mi papá me enseñó que trabajamos para que la gente se divierta. Él me enseñó a ser feliz, siempre me decía no te olvides de ser feliz ni un solo día, y yo acá soy feliz. Estaba recién en el velorio, porque lo estamos velando, y agarré a 15 amigos que estaban ahí y se subieron a un par de autos y les dije: vamos al programa. Este es mi lugar, él quería que yo esté acá. Me dije: vamos un rato y volvemos. Este es un lugar que me dio muchas alegrías", dijo Fede Bal, mezclando momentos de emoción y sonrisas.

Te puede interesar...

"Papá se fue y se fue como yo querría irme, con una sonrisa, es fuerte lo que voy a contar, mamá me dijo que entrara a verlo, y yo le decía que no tenía sentido, que ese ya no era mi papá. Pero entré, y él tenía una sonrisa en la cara. La vida es tan linda…y la muerte también es linda si uno entiende la muerte. Yo me ocupo de vivir cada día y de disfrutar. Me ocupo de sacarle la máxima experiencia a todo y cuando llega la muerte tenés que entenderla y abrazarla. Hoy papá se fue con sus tres hijos abrazados, las situaciones límites hacen que todo el resto parezca una estupidez". recordó.

Luego contó cómo fueron los minutos previos, en el velorio del capocómico, que se vivió de manera muy especial. "El amor de mi vieja está firme. En la sala velatoria pusimos Frank Sinatra y bailamos alrededor de él. No parecía un velorio, era una fiesta. Mi vieja hizo cantar a una amiga y estábamos todos contando anécdotas, parecía el final de la película El gran pez, todos contaban algo de mi viejo y yo me iba cagando de risa. ¿Sabés cuánta gente pierde familiares sin estar preparados? Yo venía preparándome para su partida durante muchos años", comentó.

"Les dimos todos los deseos, él amaba a esa mujer (por su mamá), y se mandó todas la cagadas, y mi mamá estaba al lado de él, porque el amor es más fuerte", comentó. "Los hombres somos unos boludos, pero mamá estaba la lado como un soldado. Estaban todos su amigos, ojalá yo el día de mañana me vaya así. Hicimos su obra de teatro, hicimos su película. Lo abracé y le dije: viejo, nos vemos más adelante. Que vaya con Dios", cerró Federico emocionado.

Mañana será el sepelio del capocómico en el panteón de la Chacarita, donde decidió que lo entierren, junto a sus ex compañeros de ruta.

LEÉ MÁS

Murió el actor y capocómico Santiago Bal, a los 83 años

El emotivo relato con el que Latorre reconoce que emprende la reconquista de Yanina

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído